Lissidini fue detenido y hoy comparecerá ante la Justicia

El ex director nacional de Aduanas, Víctor Lissidini, fue detenido ayer por la Dirección Nacional de Información e Inteligencia en cumplimiento de una orden impartida por el juez de Carmelo, Carlos Colmenero, y en la presente jornada será conducido a prestar declaración ante el magistrado.

Colmenero inició una investigación por denuncias de procedimientos abusivos en Carmelo que terminó con 13 procesamientos de asesores del ex jerarca de la repartición dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas.

La Justicia deberá determinar si Lissidini cometió irregularidades en su política de combate al contrabando. Los colaboradores fueron procesados por llevar adelante tareas que no estaban estipuladas en los contratos.

Se hacían pasar por aduaneros pero no cumplían esas funciones: eran integrantes del grupo de élite y salían con armas a reprimir el contrabado en un claro abuso y usurpación de sus cometidos. Varios de los procesados intervinieron en operativos de incautación de mercadería sin estar autorizados. En sus declaraciones, advirtieron que actuaban con el visto bueno del ex director de Aduanas.

«INDAGADO». Lissidini declaraba anoche ante funcionarios del Departamento 2 de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia, que han secundado al juez Colmenero en la amplia indagatoria que ha instrumentado.

El tema comenzó con la denuncia de un comerciante de Carmelo en el pasado mes de febrero, que acusó haber padecido dos procedimientos abusivos en su comercio y el puerto local.

Fuentes policiales confiaron a El País que Lissidini fue trasladado en calidad de «indagado» y no como «testigo».

La detención de Lissidini se produjo casi dos años después de que asumiera en el cargo, sucediendo al capitán Luis Salvo. En ese momento y tras la intervención de la Dirección de Inteligencia, habían sido procesados aduaneros y policías vinculados a hechos acontecidos en Rivera.

Las fuentes indicaron que se entiende que Lissidini maneja «información privilegiada» debido a que los procesados figuraban contratados como «asesores e informantes» del ex jerarca.

Al cierre de esta edición, Lissidini cumplía con un extenso interrogatorio. Los datos aportados indicaron que el subdirector de la DNII estaba presente en la dependencia policial. El director nacional de la DNII, Luis Alberto Pereyra Saldías, se encuentra de viaje.

Una serie de controversias y cruce de denuncias marcaron la gestión de Víctor Lissidini al frente de Aduanas desde que asumió su cargo a fines de febrero de 2002. Lissidini presentó renuncia en mayo pasado.

«La corrupción termina volteando a los jerarcas de la Aduana. Conmigo lo que no pudieron los delincuentes lo pudo el poder político y la prensa», declaró Lissidini al presentar la renuncia.

En el momento de la dimisión, señaló que su retiro obedeció a razones familiares y a no estar dispuesto «a seguir soportando el ataque y el escarnio público».

Agitación por operativos en Artigas

ARTIGAS | JUAN E. DE LOS SANTOS

Varios procedimientos efectuados en la ciudad de Artigas y en la localidad de Baltasar Brum causaron conmoción entre los comerciantes, debido a la importante incautación de mercadería de procedencia extranjera.

Los procedimientos fueron realizados por un equipo de Barrera Sanitaria Móvil del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Además, participaron personal de la Dirección de Aduanas, de la Dinavi y efectivos del grupo ATA de la ciudad de Salto.

En una primera instancia, los operativos se llevaron adelante en Baltasar Brum, y después se trasladaron a la capital departamental.

Algunos de los comercios quedaron con las estanterías vacías, pues se abastecían de mercadería procedente de Argentina y Brasil.

Varios comerciantes apelaron a medios de difusión local para exhortar a concentrarse frente al local de la receptoría de Aduanas, donde se depositaron los productos retenidos.

Asimismo, los comerciantes no ocultaban su preocupación ante las repercusiones de la situación, ya que varios afectados tienen serios endeudamientos financieros, según confesaron.

El intendente municipal de Artigas, Carlos Signorelli, una vez que tuvo conocimiento de los hechos, realizó intensos contactos con las autoridades de Aduanas en procura de suspender los procedimientos debido a la agitación que generaron los operativos.