Lissidini no descarta una candidatura

En tanto, esta tarde a la hora 16 será recibido por el presidente Jorge Batlle en el edificio Libertad.

El pasado sábado, al ser recibido por más de 300 simpatizantes en Montevideo, en un clima más de acto político que de homenaje, Lissidini se dirigió al público y sostuvo que «combatiré la corrupción desde cualquier puesto». Consultado al respecto en radio El Espectador respondió que: «Yo creo que es un tema de subsistencia, no podemos dar y dejar a nuestros hijos un lugar donde las reglas de juego no son claras».

A su vez, afirmó que «que el uruguayo tiene la filosofía de no te metas. Mire donde estamos con todo eso: una deuda externa de 14.000 millones de dólares y niños que se mueren de hambre en Artigas. Acabemos con esto de una vez por todas». En ese sentido, el conductor del programa En Perspectiva, le preguntó que fines tenía esa lucha. «Hoy sin ningún objetivo electoral. Hoy no puedo», respondió Lissidini, pero sostuvo que si los obstáculos judiciales se remueven «no descarto ir por ese camino».

A cerca de las acciones que habría que tomar para combatir las «mafias», el ex jerarca de Aduanas entiende que hay que hacer principalmente tres cosas: aunar el proceder de la Dirección Nacional Impositiva (DGI) con el de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA); Eliminar el seguro tributario y reglamentar el secreto bancario. Sobre este último punto sostuvo que «las oficinas deben tener la libertad de poder investigar para no quedar a medio camino». Asimismo, indicó que debe «haber una política de Estado» para combatir las «presiones políticas» que frenan este tipo de acciones.

Al respecto de su procesamiento, Lissidini sostuvo que este se debió a un «error jurídico». En tal sentido, cuestionó la decisión del juez Carlos Colmenero: «Si Ud. me dice que por atender el teléfono está usurpando la función aduanera, digo por favor, la función aduanera no es eso; es ejercitar porque lo dice el verbo nuclear del artículo del delito usurpación de funciones. Yo pregunto, ¿los secretario de los diputados y senadores cuando atienden el teléfono están usurpando la función legislativa?».

Consultado acerca de que si creía que su procesamiento era un complot respondió: «Me parece que la gente va a sacar sus propias conclusiones cuando tengamos todos los expedientes judiciales de toda la gente que cayó publicados en Internet» y agregó «ahí se va a sorprender».

Sobre su relación con el presidente Jorge Batlle, con quien se reunirá hoy a la hora 16, sostuvo que que «está bien», pero que en estos últimos meses no se comunicaron. Al ser consultado sobre si se siente colorado respondió que «me siento uruguayo».

Sobre si sintió respalda en estos meses pasados, tanto en el episodio de su renuncia y su procesamiento, dijo: «Yo creo que lamentablemente los uruguayos presumimos culpable a la gente hasta que demuestre fehacientemente su inocencia. Por lo tanto puedo comprender y olvidar, aunque hubiera esperado un poco más de apoyo de mi partido antes de mi procesamiento y no después».

(Observa)