Llega Chávez para afianzar lazos políticos y encaminar múltiples acuerdos comerciales

El mandatario venezolano tiene prevista para hoy una cargada agenda que incluye una extensa reunión con el presidente Tabaré Vázquez y una visita a la refinería de Ancap en la Teja, donde se entrevistará con el directorio de la empresa y el gremio de trabajadores.
Sobran las expectativas en torno a la visita de Chávez, uno de los mandatarios más carismáticos del continente, quien se ha propuesto estrechar los lazos políticos y económicos con la región.

Desde el comienzo de su gestión, Vázquez ha mostrado buena sintonía con su par venezolano. En su primer día de mandato, Vázquez cerró con Chávez un acuerdo de intercambio de productos por petróleos, lo que significó el puntapié para un gran abanico de oportunidades comerciales.

En los primeros días de junio, altos funcionarios del gobierno de Venezuela, entre ellos el viceministro de Energía y Petróleo, Nervis Villalobos, y equipos técnicos de apoyo, visitaron Montevideo para poner en marcha los acuerdos de complementación energética y comercial.

Los contactos continuaron entre los días 26, 27 y 28 de julio, cuando se realizó en Caracas una macrorrueda de negocios. Tras la misma, el vicepresidente de la República, Rodolfo Nin Novoa, detalló los acuerdos alcanzados en dicha instancia, que incluyen compra de cemento por parte de los venezolanos, una consultoría por parte de UTE a través de Conex para el órgano regulador de energía eléctrica venezolano, venta de carne, de lácteos, de cerámicas y software. Según cifras preliminares, durante la rueda de negocios de cuatro días se concretaron negocios no petroleros por alrededor de 50 millones de dólares, casi el doble del monto que alcanzó el comercio bilateral el año pasado.

El vicepresidente dijo que Venezuela demuestra «una solidaridad continental muy importante» y que el gobierno de Chávez «acaba de tomar la decisión de destinar, de los 30.000 millones de dólares que tiene de reservas internacionales, 6.000 millones para proyectos de desarrollo y de inversiones de empresas venezolanas en el resto de América del Sur.

PETRÓLEO Y ANCAP
El convenio energético bilateral firmado prevé la venta de petróleo venezolano a Uruguay a precios preferenciales. El primer embarque se concretó por algo más de 50 millones de dólares. El acuerdo estipula que Uruguay deberá pagar el petróleo venezolano un 75% en efectivo (canjeable por bienes o servicios públicos) y un 25% a 15 años, con dos años de gracia, y un interés del 2% anual.

Pero la perla del intercambio es la inversión prevista por la petrolera estatal Pdvsa de ampliar la planta de La Teja para refinar en Uruguay sus crudos y exportar combustibles hacia el resto de la región, emprendimiento que implicaría unos cuantos millones de dólares.

Por otra parte, está avanzado el acuerdo para adquirir el paquete accionario que posee la aerolínea Varig en Pluna. El acuerdo plantea una alianza con la compañía estatal Conviasa y deja la puerta abierta para la participación de otros interesados en el negocio.

«FRENAR LAS PRETENSIONES IMPERIALISTAS»
El presidente Chávez dijo antes de partir hacia Uruguay que emprende la gira relámpago por la región «con gran esperanza y expectativa» por una «integración verdadera.

«Ya estoy en hora de salir hacia Sudamérica, un viaje en el que tengo puesta mucha, mucha esperanza, una gran expectativa, hacia Uruguay, Argentina y Brasil», sostuvo el gobernante en un acto oficial de entrega de títulos colectivos de propiedad de tierras a poblaciones indígenas del oriente del país.

Agregó que el objetivo de las reuniones con los presidentes de los países que visitará será «seguir trabajando por la integración verdadera de Sudamérica, garantizar nuestro futuro en libertad, recuperar nuestra independencia y autonomía, para hacer realidad el sueño de una América Latina unida y frenar las pretensiones imperialistas».