Lobby empresarial para destrabar una inversión

El grupo Bandeluz, responsable del proyecto Piedras del Chileno, inició una ronda de consultas con políticos de todos los sectores y operadores turísticos de Maldonado para reimpulsar el trámite de aprobación de las obras que deberá pasar por la Junta Departamental.El proyecto, que apoyan las autoridades municipales, tendrá un costo de US$ 430 millones. Prevé la construcción de un muelle que permitiría atracar 17 grandes yates y 270 embarcaciones de menor porte; un hotel cinco estrellas con casino y un complejo inmobiliario de alta calidad.El gobierno ve con “buenos ojos” su concreción mientras los principales dirigentes políticos opositores de Maldonado aguardan la respuesta de los empresarios a las modificaciones que les propusieron para “viabilizar” la inversión.Algunas de las obras previstas necesitan el voto de la Junta Departamental donde la oposición puede incidir en la aprobación.La inversión promovida por Bandeluz S.A. fue aceptada por una resolución del Poder Ejecutivo del 31 de octubre de 2005, al amparo de la ley 17.555, que promueve la realización de obras utilizando terrenos públicos mediante la iniciativa privada.Empero, el proyecto original aprobado por esa resolución, generó fuertes resistencias en la oposición política de Maldonado –e incluso en sectores del propio Frente Amplio–, básicamente por dos aspectos: el temor a que la construcción de un puerto para el atraque de cruceros afecte las condiciones ambientales de Playa Mansa; y por la afectación que podrían generar algunas de las edificaciones propuestas originalmente a “la postal” de entrada a Punta del Este, que a la altura de la parada 42 –en donde se implantaría el proyecto– permite visualizar la península y la Isla Gorriti en toda su dimensión.El senador y ex intendente nacionalista, Enrique Antía, se reunió a comienzos de setiembre con el ministro de Transporte, Víctor Rossi, y le propuso los primeros cambios al proyecto a efectos de “que la inversión no se cayera” pero que tampoco se realizará según “las condiciones originales establecidas, porque de esa forma no iba a tener los votos necesarios”, reconoció ayer el legislador nacionalista a El Observador.A partir de esa movida la empresa generó reuniones “reservadas” con todos los sectores políticos del departamento y ayer tuvo una reunión con operadores turísticos vinculados a la Liga de Fomento de Punta del Este.Según informó a El Observador Jorge Fernández –director ejecutivo de la empresa– Bandeluz aceptó algunos de los cambios que se le propusieron. Paralelamente mantienen contactos con los principales inversores del exterior. “Necesariamente nosotros somos los primeros interesados en que no haya una afectación al medio ambiente pero tenemos que analizar también lo referente a la rentabilidad”, reconoció el empresario.Rossi comentó que el Ministerio va a esperar que madure ese proceso de consulta, y “desde ya que sería muy importante y necesario que se lleve adelante el proyecto con apoyo mayoritario”, comentó el ministro.