Lorenzo criticó las notas de calificadoras sobre Uruguay

«Siempre alienta cuando las calificadoras de riesgo reconocen, aunque sea tarde y probablemente de manera menos clara que lo que nosotros querríamos, lo que los mercados le están reconociendo a Uruguay desde hace un buen tiempo», dijo el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, respecto a la nota que la agencia Fitch actualizó para la deuda uruguaya, subiéndola de BB- a BB, quedando a dos escalones del investment grade (grado de inversión).

Al retirarse del almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), el jerarca señaló que Uruguay «tiene una valoración de mercado similar a otros países de igual desarrollo económico y que ya tienen grado de inversión», por lo que «es muy importante que las calificadoras se alineen a las percepciones de mercado».

El jefe de la cartera precisó: «Nosotros no hacemos la gestión de la deuda (22 mil millones de dólares) para satisfacer los criterios de las calificadoras de riesgo. Lo hacemos porque creemos que el país tiene que comportarse de esa manera».

En esta misma línea, durante su alocución en ADM, Lorenzo expresó que es necesario que la política fiscal «contribuya con los objetivos para reducir vulnerabilidades y despejar incertidumbres», preservando «la sostenibilidad fiscal y reduciendo el peso del endeudamiento» sin importar «que lo digan desde afuera».

«Sabemos que tenemos que reducir el peso (de la deuda) y asegurarnos que cada vez hay menos esfuerzo de nuestra sociedad para hacer frente a nuestras dificultades», dijo el jerarca en tanto era aplaudido, y agregó: «Esto no es porque hay observadores ajenos a los que les gusta que los países tengan buenos indicadores financieros».

Lorenzo subrayó que «el endeudamiento se paga con impuestos», por lo que «el valor que tiene obtener el grado de inversión» se verá reflejado en que «los recursos con los que hoy se pagan tasas de interés más elevadas» serán utilizados para fines sociales «más útiles y nobles», además de obtenerse un mejor acceso a los mercados, mejores condiciones de tasa y menos gasto público.

CONFIANZA

En su primera disertación ante el empresariado, el ministro de Economía se refirió a la necesidad de «ganar y aumentar la confianza», así como la cooperación para reducir la incertidumbre.

Destacó que «cualquier desvío o riesgo» en la inflación «es objeto de análisis y crítica», pero subrayó que «también importa asegurar niveles de crecimiento importantes y estables». «La preocupación por la preservación de los fundamentos de la economía suele plantearse como algo útil en situaciones críticas (y) los fundamentos son importantes para reaccionar, pero tan importante como eso es aprovechar las oportunidades», dijo.

Además, el titular de Economía calificó como «reduccionismo estático» creer que sólo los fundamentos pueden sostener «los equilibrios fiscales, de la cuenta corriente y del financiamiento del país».

«Son un componente. (…) Los progresos se han hecho no sólo por los equilibrios y la estabilidad. Importa reducir la incertidumbre y asegurar la previsibilidad de la economía, como el mantenimiento de niveles de inflación bajos, asegurando la estabilidad financiera», resumió.

Reiteró la importancia de que el crecimiento de la economía «esté apoyado» en la inversión productiva y en las exportaciones de bienes y servicios, que tienen «un papel preponderante» porque «no cualquier crecimiento tiene la capacidad de proyectarse como estable».

POLÍTICA FISCAL

Lorenzo sintetizó en cuatro puntos la importancia de la política fiscal. Primero, destacó la elaboración del presupuesto quinquenal como «la primera expresión de orientación» que debe «compatibilizar» la propuesta presupuestal con el plan de gobierno.

Segundo, dijo que la política fiscal debe orientarse a «reducir las vulnerabilidades y despejar las incertidumbres».

Tercero, opinó que el presupuesto debe establecer prioridades «para avanzar en las áreas donde hay problemas que resolver».

Cuarto, y «más importante», el presupuesto es la «expresión de la política fiscal», donde «la herramienta de palanca de los cambios es la dotación de recursos adicionales».