Los beneficios del desarrollo de “Redes” o “Clusters” entre Pymes

En un artículo anterior, mencionamos brevemente una de las ventajas que tiene la asociación de PYMES con el fin de mejorar sus capacidades de compra. Una de las desventajas de las PYMES es su falta de escala para competir en mercados hoy reservados para compañías grandes. Con el desarrollo de Internet y la tendencia de las pequeñas y medianas empresas a crear “redes” o “clusters” (grupos de empresas que se asocian para realizar actividades empresariales conjuntas), las desventajas observadas por la falta de escala van desapareciendo, y por consiguiente se presentan grandes oportunidades, consideradas impensables hasta el presente.

Las integraciones de PYMES a través de redes o “clusters” es una realidad en los mercados más desarrollados. Existen múltiples experiencias exitosas en Europa a tener en cuenta para el desarrollo de redes PYMES.

Las integraciones de las redes se dan a nivel de mercado de productos, servicios, capital y trabajo. Hoy día esta plenamente demostrado que las PYMES que operan en clusters o redes son mucho más competitivas e innovadoras, comparadas con las que aún trabajan aisladamente.

Las redes de negocios pueden operar bajo distintas formas, algunas son estructuradas y formales, mientras que otras operan de manera más informal. Las razones que las llevan a asociarse formal o informalmente pueden ser variadas: desde la simple idea de intercambiar información y experiencias, a  las asociaciones que se realizan para fortalecer cualquier área de su cadena de valor: compras y abastecimientos, negociaciones conjuntas con proveedores, uso conjunto de depósito de almacenaje, investigaciones de mercados, capacitación y entrenamiento al personal, etc.

Veamos algunos ejemplos de “clusters” que operan en otros mercados:

a)    Empresas que operan en la misma rama de actividad y se establecen en la misma área geográfica (Clusters Regionales). Las empresas que trabajan dentro del cluster se benefician mutuamente mediante el intercambio de experiencias entre sus miembros, tienen acceso a fuentes de trabajo más especializadas y proximidad a sus proveedores y clientes. La proximidad geográfica les permite lograr el uso conjunto de las ventajas que ofrece la Tecnología de Información (TI); optimizar los costos de almacenaje, logística y distribución; tener acceso a programas conjuntos de capacitación para todos los niveles de la empresa, etc.

b)    Asociaciones cooperativas en actividades agrícolas, las cuales logran mayor poder de mercadeo y mayor coordinación en sus políticas de comercialización;

c)     Empresas que venden al detalle operan en la misma área geográfica para ofrecer similares líneas de productos o servicios a sus clientes, beneficiándose de una mayor capacidad negociadora con sus proveedores y ahorros significativos en costos de logística y almacenamiento de productos.

d)    Redes o clusters de intermediación financiera en pequeña escala. Se especializan en agrupar inversionistas individuales ofreciéndoles participar como pequeños accionistas en emprendimientos que requieren inversión externa de capital para operar. Dichos clusters de intermediarios financieros también brindan asesoramiento y capacitación a los inversionistas y emprendedores.

e)    Clusters virtuales. Los avances tecnológicos a través de Internet han permitido el desarrollo de “clusters virtuales”. Un ejemplo de éxito ha sido el proyecto “VISIT”. Este proyecto ha permitido que cientos de PYMES, que operan en la tradicional industria textil europea, trabajen en clusters mediante el uso de un programa conocido como “e-Chain”. Este programa coordina todas las actividades productivas de cientos de pequeñas empresas manufactureras. El mismo facilita la coordinación de todas las actividades dentro de la cadena de suministros, hasta que los tejidos llegan a miles de puntos de venta al detalle. Adicionalmente, el programa tiene un módulo de monitoreo de producción en línea. Este es un ejemplo elocuente sobre cómo cientos de pequeños fabricantes, operando en distintos países europeos, trabajan en forma coordinada en una industria tan cambiante como es la de la moda.

El uso de Internet para el desarrollo y promoción del comercio virtual (“e-business”) requiere programas estructurados por parte de los gobiernos. El gobierno de Dinamarca ha desarrollado programas a largo plazo, centrados en el sector público como dinamizador del comercio electrónico. A vía de ejemplo, a partir de Febrero del 2005, toda la facturación al sector público se hace en forma electrónica únicamente. Los procesos de compras del Estado se realizan a través de compras electrónicas (“e-procurement”). Estos modernos procesos han resultado en ahorros significativos para las PYMES que individual o colectivamente realizan ventas de sus productos o servicios a las empresas estatales. En adición, los procesos de compras y pagos electrónicos resultan en una mayor transparencia para las partes contratantes, comparados con los procesos tradicionales de comercio entre entidades públicas y privadas.

2         ¿Por dónde empezar?

Existen múltiples formas de iniciar redes o clusters de PYMES que le producirán resultados beneficiosos a corto plazo. A continuación nos referiremos a una primera idea a evaluar.

Programas conjuntos de capacitación del personal

Una de las barreras para el éxito empresarial es la falta de capacidad apropiada del personal para enfrentar los desafíos actuales y futuros. Hoy día las PYMES no tienen los recursos financieros suficientes para capacitar a su personal en áreas específicas de gestión empresarial. Los programas de capacitación empresarial disponibles en el mercado no necesariamente se orientan a satisfacer las necesidades del pequeño y mediano empresario.

Considere juntarse con un mínimo de cuatro empresas que a su vez se junten individualmente con otras cuatro. Tendría una red de 16 empresas (como mínimo) que seguramente estarían dispuestas a financiar un programa de capacitación en un área de interés común. Nombren a un “facilitador” quien tendría la responsabilidad de organizar el programa de entrenamiento que cumpla con los requerimientos de esta pequeña “red”. Definido el programa, el “facilitador” sería responsable de negociar y coordinar el programa de capacitación con consultores especializados en la materia o con institutos docentes públicos o privados. De esta forma, lo que es una tarea costosa y consumidora de tiempo para que una PYMES la encare aisladamente resultará en un beneficio importante para una red temporal de PYMES.

En próximas entregas les brindaremos más ideas para la formación de redes o clusters de PYMES con fines específicos, ya sean temporales o permanentes.

Hasta pronto.

 VERARCIS Consultores surge de la asociación de cuatro profesionales uruguayos que en conjunto representan más de 80 años de experiencia profesional, académica y empresarial en varios países de Latinoamérica y en Europa.