Los blancos aceptan participar en el diálogo multipartidario por acuerdos programáticos

En principio, el Partido Nacional había reclamado al gobierno entrante un diálogo «mano a mano» y sin condicionamientos, para negociar la participación de representantes blancos en la próxima administración. Fue el secretario general del Partido Colorado, Julio Sanguinetti, quien propuso a Vázquez convocar a un diálogo multipartidario para buscar acuerdos programáticos.

Vázquez, quien había exigido esos acuerdos para que la oposición se integre a la dirección de los bancos oficiales y los organismos educativos, aceptó la sugerencia.

«Si se convoca un diálogo multisectorial, el Partido Nacional concurrirá, atento a la paz política pública que siempre el partido tiene como compromiso, en tiempos en los que comienza un gobierno», dijo el presidente del directorio blanco, Jorge Larrañaga.

«Hay que estar a la hora de encontrar los caminos de diálogo que fructifiquen en respuestas para la gente», agregó, al culminar la reunión del órgano directriz que se llevó a cabo en su chacra «El arriero va», a orillas del Arroyo Grande.

Larrañaga aseguró que «el Partido Nacional nunca va a rehusar de instancias de entendimiento nacional». No obstante, Larrañaga explicó que para decidir sobre la participación de dirigentes blancos en los directorios de empresas públicas y organismos de contralor, se mantiene el criterio de negociar «partido a partido» con el Encuentro Progresista.

LA OPOSICIÖN

El ex candidato presidencial del Partido Nacional sostuvo que la reunión permitió ratificar la unidad nacionalista tras el rumbo decidido.

«El partido es la oposición y no va a integrar el gobierno. Oposición no significa destruir, oposición significa construir, fiscalizar
y controlar y en esta tesitura está el Partido Nacional en forma unida».

Respecto de si la renovación del Parlamento del 15 de febrero y la asunción del nuevo gobierno el 1° de marzo son fechas que pueden limitar el diálogo multisectorial, Larrañaga consideró que «lo resolverán las colectividades políticas».

«Hay una etapa de ahora a marzo, hay espacio para instancias de diálogo nacional entre fuerzas políticas.
Apartir de marzo, hay un gobierno y un Parlamento que entran en funciones».

«Seguramente, también por encima de las instancias de funcionamiento parlamentario, estarán las instancias de diálogo entre partidos y lo que las colectividades puedan resolver en función de sus órganos directrices», recalcó.

LOS TEMAS

Larrañaga no quiso adelantar si el nacionalismo llevará propuestas de políticas económicas y educativas a una multipartidaria.»El Partido Nacional se va a pronunciar sobre el documento que Vázquez nos va trasladar. En función de ello se tomará la postura del caso».

Agregó que:»Si ese documento es trasladado a otras fuerzas políticas y es objeto de una instancia de diálogo nacional, el Partido Nacional emitirá opinión y se reservará el derecho de efectuar aportes, porque somos una fuerza política positiva», agregó.

Interrogado sobre la existencia de matices dentro del Partido Nacional sobre la forma de relacionarse relación con el gobierno electo, Larrañaga sostuvo que «no creo que existan contradicciones o diferencias.
Más allá de los matices, todos los integrantes del Directorio han ratificado que el Partido resolverá en su momento».»Las diferencias emergen de escenarios virtuales, pero no se trasuntan en las resoluciones que han sido adoptadas por unanimidad en el directorio, más allá del énfasis que se quiera poner en las declaraciones», sostuvo.

«No hay una lejanía o proximidad de un sector con relación al gobierno en detrimento de otro sector.
El Partido Nacional tiene una posición de expectativa; entiende que es el gobierno que debe mover», desarrolló Larrañaga.