Los Consejos de Salarios ingresan en la recta final

Al comienzo de lo que puede ser la última semana de negociaciones para la mayoría de los grupos en los Consejos de Salarios, los acuerdos alcanzados hasta ahora abarcan a poco más de 82.000 de los casi 600.000 trabajadores del sector privado, según estimaciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).
En caso de que la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) confirme hoy que vuelve formalmente a las negociaciones, el número de trabajadores con acuerdos o a punto de concretarlos podría superar los 200.000, ya que esta gremial empresarial era la que más había avanzado en los Consejos de Salarios antes de su retiro el 13 de julio por la ocupación de una estación Esso. Se estima en unos 100.000 los trabajadores del sector comercio y en 50.000 los del sector servicios.

El retorno de la CNCS a las negociaciones será resuelto en esta jornada y comunicado al MTSS por su presidente, José Luis Puig.

El 60% de los subgrupos del sector comercio ya tenía preacuerdo antes del 13 de julio y en el caso de los servicios estaban muy avanzadas las negociaciones en la industria veterinaria, agencias de viaje y de publicidad, inmobiliarias, suministradoras de personal, despachantes de aduanas y empresas se seguridad.

Otros subgrupos, como casas de cambio, cine y TV para abonados de Montevideo e interior, pompas fúnebres, recolección de residuos, mensajerías privadas e investigación de mercado, siguen negociando. En el sector servicios hay subgrupos que aún no se formaron.

El nivel de mejora salarial obtenido a partir de la fijación de los mínimos por categoría es difícil de precisar, dada la disparidad salarial existente en el sector, dijo a El Observador el delegado de la CNCS, Julio Guevara. “En general la pauta del incremento no va a estar lejana al 9%, pero esto en algunas empresas representará aumentos importantes y en otras es posible que no sean significativos”, explicó Guevara.

En lo que respeta a las negociaciones en el sector industrial, los grupos pertenecientes al transporte de carga y la industria textil son los que se encuentran más alejados de acordar.

Luego de haber suspendido las reuniones del subgrupo por más de dos semanas, empresarios y trabajadores del transporte de carga volverán a reunirse el miércoles, previa ronda bilateral en el MTSS. Tanto empresarios como trabajadores se encuentran “muy lejos en sus posiciones”, dijo a El Observador el delegado de la Intergremial del Transporte Profesional de Carga, Gustavo González.

“De acuerdo a lo que marcó el gobierno nuestra intención era fijar mínimos y que los que cobran por debajo de estos mínimos recibieran el aumento correspondiente. Pero la dificultad mayor es que los trabajadores pretenden fijar los mínimos a partir de los sueldos de las empresas que pagan más y eso es imposible. Otra dificultad son las diferencias salariales que existen entre Montevideo y el interior, y la necesidad de fijar mínimos para todo el país”, aseguró González.

Una situación similar se vive en el sector textil. Según el asesor de la Cámara de Industrias (CIU), Juan José Fraschini, esta semana y la próxima serán clave para el avance de este subgrupo que se encuentra trancado a pesar de que fue uno de los primeros en empezar a negociar. “Desde el inicio ha habido posiciones firmes del Congreso Obrero Textil (COT) pretendiendo que las diferentes categorías fijen los salarios en base a las empresas que pagan mejor en el mercado. Esto es muy difícil de atender si se tiene en cuenta la situación de la totalidad de las empresas”, afirmó Fraschini.

Mañana las partes se reunirán para analizar las cifras del sector, que ocupa a unos 3.000 trabajadores. “A partir de las cifras que presentamos los trabajadores podrán ver que el planteo de los empresarios se adecua a la realidad. Esperamos que se pueda plantear alguna alternativa de acuerdo, de lo contrario ambas partes definiremos nuestras propuestas y a partir de ellas el Poder Ejecutivo deberá emitir su voto”, sostuvo Fraschini.