Los empresarios advierten que la negociación salarial está demorada.

Un mes más tarde del lanzamiento de los consejos, hasta ahora sólo ha habido acuerdos en sectores donde ya existían convenios firmados, que fueron ratificados por las partes. Pero en la mayoría de los grupos se prevé una negociación larga y con resultados al filo del plazo establecido.

«Originalmente nosotros pensábamos que en la primera semana ya se iban a constituir subgrupos de negociación. Eso demoró por distintas razones. Todavía estamos lejos de la plenitud de los consejos, pero es previsible que de aquí en más haya un crecimiento muy importante en materia de negociación para poder llegar a acuerdos a principios de julio», dijo Julio Guevara, representante de la Cámara de Comercio, que participa en los siguientes grupos: comercio; intermediación financiera, seguros y pensiones; servicios culturales, de esparcimiento y de comunicaciones; y servicios profesionales y técnicos especializados.

Al explicar la lentitud en las negociaciones, Guevara sostuvo que uno de las principales razones es que «hace muchos años» que no funcionaban los consejos, por lo cual se ha perdido el ejercicio de la negociación.

DUDAS. El primer mes de trabajo pasó entre idas y vueltas para interpretar las pautas salariales emitidas por el gobierno, a aplicar en los distintos grupos. El Ministerio de Economía debió realizar varias reuniones antes de que quedaran claras las pautas para la mayoría de los empresarios y trabajadores.

«Aún hoy hay gente, sobre todo del lado sindical, que no entiende la pauta del gobierno. O no la quiere entender», expresó Daniel de Siano, representante empresarial en los grupos de prensa, industria gráfica y transporte.

Guevara, en tanto, admitió que las partes demoraron «demasiado en conocer a ciencia cierta» el contenido de las pautas, que originalmente «no fueron lo suficientemente claras como para que todos las comprendiéramos».

Indicó que ahora sí fueron entendidas: para realizar los dos ajustes anuales deberá tomarse en cuenta la inflación de los últimos doce meses, más la inflación proyectada para el siguiente semestre, y una recuperación salarial que variará entre 2 y 4% para todo el año.

«Son pautas razonables, con un propósito: armonizar lo que se vaya a discutir en las ramas de actividad con los objetivos macroeconómicos del país», analizó de Siano.

Los representantes empresariales estiman que difícilmente pueda arribarse a acuerdos antes de fines de junio.

Pero, aunque ello suceda, habrá que esperar a julio para conocer «los números definitivos» de la inflación del último año, explicó Guevara.
CRITICAS. Desde las cámaras empresariales también surgen algunas críticas hacia el mecanismo de los consejos de salarios.

Tal es el caso de Nelson Penino, negociador por la Cámara de Industria, que expresó su acuerdo con la negociación colectiva, pero no con el sistema que se aplica.

«Los consejos de salarios se basan en una ley del año 1943, creada para otra realidad. Hay que buscar un mecanismo distinto, una reglamentación de negociación colectiva.

Debe ser mucho más amplia que los consejos de salarios, que solamente acuerdan salarios», sostuvo Penino. Explicó que un sistema de negociación colectiva abarca «muchos otros temas», además del tema salarial. Penino recordó que el gobierno ha adelantado que piensa avanzar en una ley marco de negociación colectiva, una vez que termine la ronda de los consejos de salarios.