Los empresarios rechazan proyecto y pedirán una entrevista a Bonomi

En tal sentido, el asesor legal de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), doctor Juan Mailhos, djjo a LA REPÚBLICA que el acuerdo alcanzado entre las 21 cámaras sigue «la misma línea» de la carta que enviaron a los medios diez cámaras hace algunos días.

Recordemos que en el documento que presentaron estas diez de las más importantes cámaras empresariales de nuestro país -el pasado miércoles 8 de marzo, el día previo a que el gobierno entregará a las partes involucradas en el tema un anteproyecto de ley sobre prevención y solución de conflictos colectivos-, las mismas sostienen que iniciarían «acciones legales» contra el Estado uruguayo por considerar que no se puede regular las ocupaciones porque las mismas «violan el derecho a la propiedad y al trabajo».

Además denunciarían al ejecutivo ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya que aseguran que ningún convenio -a nivel mundial- reconoce las ocupaciones como «medidas lícitas».

Al ser consultado de cuáles serán los pasos que seguirán -de ahora en adelante- Mailhos expresó que «hoy (ayer) se intentó darle aviso al ministro Bonomi», pero el jerarca se encuentra realizando negociaciones en el interior del país, por lo cual no pudo enterarse oficialmente de la solicitud.

Contrapropuesta depende de la negociación

Por tal motivo, se espera que esta semana el secretario de Estado responda, y que esto sea antes de que se confirme la fecha de la reunión del ámbito cuatripartito, instancia considerada «un diálogo sin sentido» -por los empresarios- debido a las diferencias existentes.

Se esperarán los contactos, mientras tanto «cada uno juega su papel, cada uno sabe lo que tiene que hacer» y «según los contactos» que se den entre las partes -en el caso de los empresarios sólo negociarán en esta etapa los presidentes de las cámaras- «haremos una contrapropuesta o no», puntualizó el asesor.

«Seguimos teniendo una gran vocación de diálogo, pero la propuesta del gobierno es altamente preocupante porque contraviene cosas importantes para el sector empresarial y por eso no estamos de acuerdo con ella. Todo esto parece señalar que no hay sensibilidad del gobierno, ya que se usa la convocatoria al diálogo de fachada», concluyó Mailhos.

Cabe recordar que con relación a la postura de la central obrera (PIT-CNT) se realizará a fines de este mes un plenario nacional en el que tomará una «posición definitiva» sobre la iniciativa gubernamental, aunque -en principio- dijo «no concordar» con varios puntos que el «borrador de borradores (como lo denominó el ministro de Trabajo Eduardo Bonomi) contiene.