Los mercados le dan un respiro a la deuda española.

La salida al mercado del Banco Central Europeo (BCE) logró calmar los ánimos de los inversores respecto a la deuda española y logró una importante reducción de las tasas de interés, que escaparon de la zona de peligro. Sin embargo, la economía española mantiene las señales de alerta y no hay elementos que permitan sostener que la baja en el costo llegó para quedarse.

España recaudó el martes ? 4.500 millones en subastas de deuda a corto plazo, en las que pagó un interés muy inferior al de emisiones recientes. El Tesoro vendió ? 3.500 millones en Letras a 12 meses con una tasa de interés media de 2,84% con respecto al 3,07%, que se vio obligado a pagar en la última subasta del 21 de agosto.

La baja del costo de emisión tuvo lugar desde que el BCE anunció su último programa de ayuda, que incluye la compra ilimitada de bonos soberanos con el objetivo explícito de ayudar a países en problemas, como España e Italia. Sin embargo, el BCE pondrá condiciones a su ayuda y el gobierno evalúa su conveniencia.

La primavera de los mercados y la valuación actual de la deuda española tienen fecha de expiración. Más allá de los anuncios y de las intensiones, las cuentas españolas empeoran en el marco de una actividad económica en caída y una situación cada vez más difícil de sostener en el mercado de trabajo.

Preservar la eurozona
Los jefes de Estado de Italia y Grecia insistieron el viernes en la «necesidad absoluta» de preservar la zona del euro, mientras los políticos griegos luchan por armar un paquete de austeridad crucial para la supervivencia financiera del país. Ambos líderes reiteraron su intención de «estabilizar los mercados y avanzar en el proceso de integración europea».

La economía de Grecia se contraerá 25% hasta que salga de la recesión, advirtió el martes pasado el ministro de Finanzas, Yannis Stournaras, mientras el gobierno examinaba su próximo programa de punzante austeridad con la Troika.

El banco central de Japón expandió sus esfuerzos para impulsar el crecimiento económico, un paso similar al aplicado por los bancos centrales de Estados Unidos y de Europa, con un relajamiento de la política monetaria.

China presentó el lunes de la semana pasada una queja ante la Organización Mundial de Comercio en la que impugna las medidas antidumping que adoptó EEUU contra exportaciones chinas por miles de millones de dólares, agravando una tirante relación comercial.

Ultimátum
El Fondo Monetario Internacional anunció que concederá a Argentina hasta el 17 de diciembre para ajustar los parámetros que utiliza para calcular la tasa inflacionaria en el Gran Buenos Aires y el Producto Interno Bruto (PIB), y advirtió que tomará medidas adicionales si no ocurren avances.

Brasil rechazó el viernes las críticas formuladas por Estados Unidos a un reciente aumento de tarifas a la importación y aseguró que se trata de una respuesta a las políticas de expansionismo monetario practicado por países ricos, incluyendo la potencia norteamericana.

Fuente: PANORAMA FINANCIERO (SUPLEMENTO DEL OBSERVADOR) PORTADA 25/09/2012 Página 1