Los puentes cortados y Cristina enojada

Mientras la presidenta electa de argentina, Cristina Fernández de Kirchner, acusó al primer mandatario Tabaré Vázquez de no haber tenido ningún “gesto” para solucionar el conflicto por la pastera de Botnia, el gobierno uruguayo resolvió ayer cerrar el paso del puente Concordia-Salto para evitar que los ambientalistas de Gualeguaychú pasen por allí rumbo a Fray Bentos.
De esta manera, los tres pasos de frontera con Argentina (Salto, Paysandú y Río Negro) quedaron sellados para quienes pretendan ingresar a Uruguay con la intensión de manifestarse en contra de la planta de celulosa.

Este momento de tensión coincidió con declaraciones de Cristina Fernández publicadas ayer en el diario argentino Página 12, en las que cuestionó la actuación del gobierno uruguayo. La presidenta electa dijo que la decisión de habilitar el funcionamiento de Botnia fue adoptada en forma “inconsulta” con Argentina.

“Lo hemos vivido como una gran frustración porque no hemos tenido por parte de Uruguay ningún gesto”, dijo Fernández. Sostuvo que el gobierno de Vázquez apeló a “una política de hechos consumados que deteriora la extraordinaria relación bilateral” que ha primado entre ambos países. Señaló que el gobierno argentino aguardará el fallo del tribunal de La Haya y advirtió que hasta que ese organismo se defina, Uruguay y Argentina vivirán “con cierto grado de conflictividad”.


Frontera cerrada. La decisión del gobierno uruguayo de cerrar la frontera Salto-Concordia por tiempo indeterminado se produjo ayer en horas del mediodía. Según señaló a El Observador el intendente de Salto, Ramón Fonticiella, el tema será discutido hoy en el Consejo de Ministros.

Según informó a El Observador Marcelo Larrobla, encargado de prensa de la Armada, solo está abierta la senda de salida de Uruguay hacia Argentina para permitir el paso de los turistas de la vecina orilla que este fin de semana se trasladaron hacia las termas de Salto.

Al igual que los argentinos pudieron retornar a su país, lo mismo sucedió con los uruguayos que se encontraban del lado argentino. Los trámites en la oficina de Migraciones quedaron únicamente suspendidos para todos los argentinos con destino a Uruguay, informó el funcionario.

Los asambleístas de Entre Ríos que pretendían llegar hasta Fray Bentos se quedaron sin cruzar y, según señaló al portal Observa el asambleísta José Pouler, la decisión del gobierno uruguayo le resultó a la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú “un exceso”.

“En otras oportunidades nos impidió el paso con la Policía mediante un vallado a la entrada de Fray Bentos, no sé por qué ahora va a cortar también el paso por Concordia”, opinó.