Los radicales de Adeom con postura ‘moderada’

«Ninguna agrupación del sindicato promueve una profundización del conflicto, sino mantenerse en el marco actual y negociar una propuesta salarial seria», dijo a El País el dirigente Pablo González, integrante de la mayoría radical de Adeom.

Además de la propuesta que presentará a consideración de la asamblea, Adeom resolverá hoy cómo se aplicará el recorte de las horas extras en el Sector Limpieza de la comuna, medida que afecta la recolección de residuos domiciliarios.

Al finalizar ayer el acuerdo del gabinete de la IMM en la sede de la gremial de agrupaciones carnavaleras (Daecpu) junto con vecinos de Capurro, el intendente Ricardo Ehrlich dijo a El País que, en el conflicto municipal, «hemos llegado a un punto que de aquí no nos movemos. Hemos llegado a un límite».

El jefe comunal advirtió que ese diferendo, que comenzó hace seis años, «es solucionable. Es importante la asamblea de los trabajadores municipales que se realizará el próximo jueves; vamos a esperar su resultado con mucha atención».

La dirigente sindical Mabel Lolo cuestionó los dichos de Ehrlich al entender que se trata de una «intromisión» del jefe comunal en asuntos gremiales. «El intendente no debe meterse en los temas sindicales. Espero que si la asamblea rechaza la propuesta de la IMM, entonces Ehrlich continúe negociando», ironizó Lolo en alusión a que la Intendencia quiere que los municipales acepten su oferta de mejora salarial.

Adeom también resolvió ayer difundir mediante campañas publicitarias el mal estado de los servicios, de los cuales son «responsables» la IMM y «no el gremio», dijo González.

DIFICULTADES. Las principales divergencias entre la administración Ehrlich y el sindicato es el pago de la retroactividad entre el 2005 y 2008. El gremio reclama una deuda laboral que ronda los US$ 40 millones y la Intendencia considera que ya pagó lo que debía (US$ 38 millones) y que no debe la retroactividad porque en los últimos tres años no había un convenio vigente.

Por su parte González señaló que las listas mayoritarias (radicales) buscan presentar una propuesta común a la asamblea e informar a Ehrlich que pretenden negociar sobre bases salariales más elevadas.

La comuna está dispuesta a acordar una fórmula para los dos próximos años cuyo gasto implica unos US$ 10 millones y no reconoce la deuda por retroactividad. Esa oferta, que fue elaborada entre la IMM y Adeom el 23 de mayo pasado, fue rechazada por el gremio.

Las listas moderadas 112 (MPP e independientes) y 5 (comunistas), que integran la minoría del sindicato, pretenden modificar la propuesta de la IMM y de la central obrera con un aumento del gasto en unos US$ 2 millones, lo cual determinaría que un eventual fin del conflicto costaría a la comuna US$ 12 millones.

El sindicato resolvió ayer que la asamblea del jueves se realice en el Palacio Peñarol y no en Club Platense. El cambio de sede fue un triunfo de los moderados, quienes entendían que los radicales preferían el Platense porque concurren menos municipales.

El dirigente moderado José Bruno dijo que en una asamblea de 700 trabajadores «priman» posturas de la mayoría.

Por eso el Frente Amplio hace un llamado a la participación de los funcionarios municipales para derrotar a los radicales de Adeom.