Los ‘rebeldes’ de Colón ahora advierten que cortarán la ruta

Lo único seguro, por ahora, es que el paso de Salto-Concordia continuará quedando libre. En Gualeguaychú el bloqueo cumplió una semana y, pese al escaso número de asambleístas que mantiene la medida, sus voceros dicen que el plan de continuarlo por tiempo indeterminado está firme.

En Colón, luego que los cinco grupos se reunieran para deliberar el domingo y resolvieran no plegarse al corte, el grupo que detenta la línea más dura dio un giro. Se trata de la Asamblea Popular Ruta 135, que mantienen un campamento permanente sobre la cabecera del puente General Artigas. Su portavoz, Poli Etcheverría, reivindica al corte «como la única herramienta válida» y dice que el grupo se siente con las manos libres de implementarlo en cualquier momento.

Los asambleístas «rebeldes» sostienen que la reunión del domingo donde se decidió no cortar fue «operada» por representantes de la Gobernación. Acusaciones similares se oyeron en marzo cuando una multitudinaria reunión, de casi cinco mil personas, resolvió levantar la medida en Gualeguaychú.

El gobernador Jorge Busti declaró públicamente estar complacido por la decisión de los grupos ambientalistas de no cortar.

También se sumó el intendente de Colón, Hugo Marsó, quien dijo incluso en su provincia hay un «extremismo exacerbado». Marsó puso en duda que, como sostienen los asambleístas las plantas de celulosa vayan a contaminar. Igualmente, opinó que «si contaminan el gobierno argentino deberá ejercer toda su fuerza para que se detengan inmediatamente». Pero recordó que la Corte de La Haya «dijo que estaba todo bien, el Banco Mundial dice que no hay problema, uno de los fundadores de la Asamblea Ambiental (Héctor Rubio) viajó a Finlandia, vino y dice que las pasteras no contaminarán co-mo se pensaba».

Por su parte una asambleísta colonense, integrante de la Asamblea Popular Ambiental, Ana María Martínez, reveló una limitación que había pesado en la decisión de no cortar. «Cuando cortamos los otros dos fines de semana en solidaridad con Gualeguaychú éramos pocos, entonces desde Gendarmería nos dijeron que si volvemos a ser pocos nos van a sacar», explicó Martínez.

Sin embargo, nada de esto parece convencer a la Asamblea Popular Ambiental Ruta 135, el grupo «rebelde» de los cinco que se reunieron el domingo.

advertencia. Los integrantes de este grupo dieron a conocer ayer su posición discrepante con lo resuelto por la mayoría a través de un comunicado. En el mismo los asambleístas «rebeldes» marcaron la que, a su juicio, fue una manipulación de la reunión del domingo.

«Que además a la hora de las posturas sometidas a la votación de los presentes, la que se refirió específicamente a la medida de implementar un corte en Ruta 135 el sábado 2 de diciembre próximo de 6 a 18 horas fue interpelada y se indujo a los presentes a votarla en contra», señala el comunicado.

Este aspecto fue determinante para que el grupo Asamblea Popular Ambiental Ruta 135 volviera a reunirse ayer para advertir que, igualmente, planean cortar la ruta.

«Que, por lo detallado en el punto anterior, nos reservamos el derecho de planificar, organizar, implementar los medios necesarios y concretar el o los cortes de ruta, en el tiempo y la modalidad que consideremos pertinentes, conservando y aplicando como es costumbre de la Asamblea criterios coherentes y responsables», advierte sobre el punto el comunicado.

Pero agrega que respetarán «los requerimientos exigidos en materia de seguridad por las fuerzas del orden que tienen la responsabilidad de cuidar nuestra integridad como ciudadanos en un marco de consideración y respeto mutuos».

La integrante del grupo Poli Etcheverría había señalado a El País la intención de llevar a cabo la medida. «Nosotros tenemos la suficiente independencia para decidir la medida», repuso. «Ya sabemos que lamentablemente lo que mueve esto es el bolsillo, muchos colonenses viven de los sanduceros», se quejó Etcheverría.

Cabe recordar que los grupos ambientalistas que operan en Colón son: Asamblea Ciudadana Ambiental de Colón (la original), Vecinos Autoconvocados, Vecinos de Colón en Defensa de la Cuenca del Río Uruguay, Asamblea Ambiental Popular Ruta 135 y la Asamblea Popular Ambiental.