Los sueldos del sector privado ajustarán entre 3 y 5% en enero

En todos los casos el aumento salarial está compuesto por la inflación esperada para el primer semestre del año -ubicada en 2,93%- más un porcentaje de recuperación salarial, que -según el sector- varía entre 1,25% y 3%.

Así, por ejemplo, tienen que dar 1,25% de recuperación las licorerías, los locales de artículos para el hogar, las librerías y papelerías, ópticas, así como las agencias de publicidad. En esos sectores el aumento total que recibirán los trabajadores en enero será de 3,36%.

La recuperación es de 1,5% en las fideerías, marroquinerías, fábricas de celulosa y papel, hoteles, restaurantes, bares y en diarios. Allí el ajuste desde enero debería ser de 3,61%.

La recuperación llega al 2% en las industria frigorífica, chacinados, avícolas, fábricas de calzado, heladerías, kioscos, pescaderías, carnicerías, pollerías, almacenes, aerolíneas extranjeras, bancos, talleres gráficos, cines, y entidades deportivas, entre muchos otros. En estos casos el incremento de sueldos es de 4,12%. Pero hay sectores con mayor recuperación.

Por ejemplo, en el consejo de la industria metalúrgica se estableció 2,75% de recuperación para el ajuste que se aplica entre enero y junio de 2007, y en el sector del plástico un 3%. En ambos casos el aumento total superará el 5%.

En otros consejos de salarios se fijó recuperación por franjas, con mayor aumento para los sueldos bajos. Es el caso de las barracas de construcción: 2% de recuperación para los sueldos menores a $ 5.000 y 1,25% para los mayores a esa cifra. También hay ajuste alto en la salud privada (5,75%) y en el sector de la pesca (5% para los fresqueros y 4,5% para los barcos congeladores).

FACTOR. Para calcular el ajuste total de enero de 2007 hay que tener en cuenta que en la gran mayoría de los convenios se incluyó un «correctivo» que entra a jugar si la inflación estimada para el período julio a diciembre de 2006 es menor o mayor a la que realmente hubo.

Y, en los hechos, el aumento retroactivo a julio pasado incluyó un 3,27% de inflación, cuando -según las cifras divulgadas ayer por el INE- la inflación en ese período fue de apenas 2,41%. Incluso en octubre hubo deflación y en noviembre la inflación apenas llegó al 0,04%.

Eso significa que el último aumento otorgado fue mayor al que se debió aplicar. Así, ahora hay que restar 0,83% al 2,93% de inflación proyectada para el semestre que empieza.

ESTADO. El aumento es semestral para los privados, pero en la órbita pública es anual y por eso los porcentajes son más altos. Los funcionarios de la Administración Central tienen un ajuste de 11,34%, en los entes industriales y comerciales es de 9,35%, y de 6,38% en la banca, según adelantó a El País el subdirector de la OPP, Daniel Mesa.

En la enseñanza hay una partida extra de 1,79% fijada en la última Rendición de Cuentas. Se pactó una redistribución interna y los ajustes variarán entre 12% y 10%. Una excepción es la DGI: sólo se dará 6,38% de IPC debido a que el nuevo régimen de exclusividad (con aumentos salariales notorios) hizo que los empleados ya hayan recuperado lo perdido durante la administración de Jorge Batlle.