Los vencimientos con el FMI se dividirán en dos años

Ariel Davrieux, director de la Oficina de Planeamiento y el jerarca de la cartera de Economía dieron este miércoles los detalles del entendimiento con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial.

El ministro se refirió a qué sucederá con los casi 1400 millones de dólares que había que pagar al FMI en 2005 tras el acuerdo alcanzado con la misión que estuvo diez días en Uruguay.


«Los vencimientos totales del año 2005 con el Fondo Monetario se van a dividir en dos. Se va a pagar la mitad el año que viene y se va a pasar la otra mitad para el año 2006; aproximadamente 650 millones de dólares cada uno de ellos. De lo que hay que pagar el año que viene, entre el sobrante del desembolso que recibimos en setiembre, más los dos desembolsos que hay que recibir bajo este acuerdo stand by, tenemos 500 millones de dólares. Habría que conseguir nada más que 150 millones en el resto del año y quedará para el último trimestre de 2005», explicó.

Alfie habló de las características del acuerdo con el BID y el BM sobre el que todavía resta definir algunos aspectos.

«Con el BID y el Banco Mundial tenemos asegurado prácticamente el financiamiento, mediante programas en ejecución y, en algún caso, programas ya negociados o que se van a negociar en el próximo gobierno, pero que ya están armados. Hasta el primer semestre del 2006 no habría problemas de tomar dinero para pagar los vencimientos de capital, o sea que los nuevos desembolsos cubrirían los vencimientos de capital», afirmó.

Preocupación de los candidatos

Desde hace meses este tema venía siendo una preocupación de los candidatos, ya que era importante saber qué sucedería con la pesada herencia de compromisos con esas instituciones que quedarán para quien ocupe la Presidencia desde marzo de 2005. Fundamentalmente, lo que importa son aquellos vencimientos pactados para los primeros dos años de la futura administración.

Antes de su partida de hoy hacia Washington, Alfie aseguró que a su regreso hablará con los líderes de los partidos políticos para informarles del entendimiento.

«Con el contador Davrieux, al retorno de Washington vamos a hablar con los líderes de los partidos políticos para que ellos designen algunas personas y nosotros les vamos a informar conjuntamente cómo son las cosas», dijo.