Los visitantes bajo máxima seguridad

La mayoría de los visitantes internacionales arribará a Uruguay el próximo lunes 28 y participará a las 19.30 horas en un cóctel que ofrecerá el presidente Jorge Batlle en el Edificio Mercosur.

Buena parte de los visitantes se alojará en el Sheraton Hotel o en el Radisson Victoria Plaza, aunque también hay otros hoteles —como el NH Columbia— que recibirán a algunas delegaciones (ver nota aparte).

Está claro que el presidente de Cuba, Fidel Castro, y el de Venezuela, Hugo Chávez, se llevarán buena parte de las miradas durante los actos oficiales, y durante algunas reuniones fuera de agenda.

La delegación venezolana tendrá cerca de cien integrantes, incluyendo parlamentarios y responsables de seguridad. De hecho, ayer llegó a Uruguay una «avanzada» que se encargará de los preparativos de la protección del mandatario venezolano, ya que se prevé un férreo dispositivo de seguridad.

La comitiva presidencial, con Chávez a la cabeza, arribará el próximo lunes a Montevideo. La embajada venezolana trabajaba ayer en la agenda del mandatario para el miércoles 2, día en que se prevé que participe en diversas reuniones y actos. El gobierno electo ha deslindado toda la responsabilidad en la realización de eventos no oficiales en los que participen Chávez y Castro, dijeron fuentes de la administración de izquierda.

La embajada de Venezuela maneja con estricta reserva el hotel en el que se hospedará Chávez debido a que se trata de un operativo de «máxima seguridad». Sin embargo, El País pudo saber que en el Hotel Radisson Victoria Plaza existen reservas realizadas para la delegación venezolana, incluyendo al propio Chávez.

FRACTURA. En tanto, Castro también participará en los actos de cambio de mando, luego de que el gobierno de Tabaré Vázquez reanude las relaciones con Cuba, cortadas en el año 2002 luego de un incidente entre Batlle y el mandatario cubano. Así lo confirmaron fuentes del gobierno electo.

Sin embargo, la oficina de transición presidencial de Relaciones Exteriores aún no ha confirmado la visita de Chávez y lo mismo sucede con el consulado cubano.

Castro se encuentra en recuperación luego de la caída que sufrió hace algunos meses en un acto público. Un funcionario del consulado dijo a El País que sólo el propio líder cubano «sabe» si vendrá la próxima semana y que todo depende de su estado de salud, ya que se recupera de una fractura de rodilla. «Ahora él camina y baja escaleras, pero no tenemos confirmado que pueda venir», aclaró el funcionario.

Debido a las medidas de seguridad que lo rodean, es probable que Castro no se hospede en el Sheraton ni el Victoria Plaza. Cuando visitó Uruguay en 1997 ante la invitación del ex presidente Julio María Sanguinetti, la delegación cubana ocupó por completo el Hotel Belmont, ubicado en Carrasco.

Además de los presidentes de Argentina, Brasil, y Chile, participarán en las ceremonias oficiales el presidente paraguayo Nicanor Duarte, el ecuatoriano Lucio Gutiérrez, y el peruano Alejandro Toledo.

También está confirmada la presencia del presidente gallego Manuel Fraga Iribarne, que aprovechará para mantener un encuentro con el consejo de residentes españoles, la comisión directiva del Partido Popular en Uruguay y la Unión de Sociedades Gallegas. Han sido invitados, además, los presidentes de Cataluña, el País Vasco, el principado de Asturias y la Comunidad Valenciana.