Luego de 33 años, la izquierda llega al gobierno de la mano de Vázquez

Rodeado de sus cuatro hijos, parte de sus nietos, dos de sus hermanos, su esposa, el abogado Gonzalo Fernández y su secretaria Laura Cabrera, el líder de la izquierda uruguaya, Tabaré Vázquez, confirmó pasadas las 21 horas, que había sido electo Presidente de la República.

El tercer piso del cñentrico hotel Presidente, donde se encontraba el candidato del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP—FA) estalló de júbilo al comprobar que luego de treinta y tres años de intentos fallidos, la coalición de izquierda fundada en 1971 por el recientemente fallecido general Liber Seregni accedía por primera vez al gobierno nacional.

Aunque existía confianza en los integrantes de la izquierda respecto a la victoria, la demora de la noticia del triunfo, despertó inquietud entre los integrantes del EP, debido a que la encuesta interna realizada por la propia coalición oscilaba entre el 49% y el 52%.

Con serenidad, Vázquez saludó a la esposa del militar fallecido hace tras meses, quien junto con su hija Bethel se habían trasladado al centro del comando del conglomerado.

Poco después los restantes familiares de los integrantes de la formula presidencial, que se encontraban en el segundo piso y los dirigentes de la izquierda que estaban en el primero, celebraron el triunfo de la coalición de izquierda, mientras desde la calle los simpatizantes coreaban en forma continua distintas consignas.

La proyección del centro de computos del EP—FA realizada sobre los primeros cien votos escrutados en todo el país, confirmó los anunciosque fueron realizados por las distintas encuestadoras.

HOMENAJE. «Festejen uruguayos, festejen que la victoria es de ustedes», instó Vázquez a sus adherentes desde el balcón del hotel Presidente, al recurrir a una de las frases que desde 1994 repitió infaliblemente en cada acto que realizó anunciando su eventual victoria.

El lider de la coalición se limitó a agradecer el respaldo demostrado en las urnas por la ciudadanía y se comprometió a no defraudar las esperanzas que generó la izquierda en la población

Posteriormente, junto al vicepresidente electo, Rodolfo Nin Nova y los líderes sectoriales, Vázquez brindó una breve conferencia de prensa en la que reiteró su voluntad de llevar adelante un gobierno basado en los acuerdos políticos y una amplia base de sustentación social.

El presidente electo, dedicó especialmente el triunfo de la coalición a Seregni, quien falleció hace tres meses. Para hacer extensivo su homenaje a Seregni, Vázquez invitó a Lili Lerena de Seregni y su hija Bethel a que salieran al balcón a saludar a la multitud que desde poco después del medio día se congregó en 18 de Julio y Río Negro.

En su intervención también saludó a sus adversarios políticos, y destacó que a partir de hoy la izquierda ya comienza a trabajar.

NUEVO ORGANO. Pasada la medianoche, Vázquez se retiró del hotel Presidente junto a su familia.

El líder izquierdista descansará en el interior hasta el próximo domingo, oportunidad en que retornará a Montevideo para asistir a la primera reunión política que realizará el conglomerado, el próximo lunes.

En medio de los festejos con los integrantes de la coalición, Vázquez se pronunció a favor de crear un nuevo órgano de conducción de la izquierda que unifique a las direcciones del FA y del EP, y tenga representación del Nuevo Espacio.

El dirigente consideró que ese órgano daría mayor ejecutividad al funcionamiento de la coalición Vázquez aguarda que el vicepresidente del FA, Jorge Brovetto lleve el timón de la coalición, con el objetivo de asegurar un funcionamiento alineado de los distintos grupos politicos.

PRENSA. Previo al reconocimiento del triunfo, los representantes de los distintos sectores del EP-FA comenzaron a arribar al hotel Presidente, convocados por el propio lider izquierdista. Pese a la cautela demostrada por algunos de los principales referentes del conglomerado respecto al resultado, el senador del Nuevo Espacio, Rafael Michelini y la diputada socialista, Daisy Tourné fueron los primeros en adelantarle a la prensa la proyección electoral realizada por el centro de computos del Frente favorable a la coalición.

En el hotel Presidente, funcionó un servicio de cantina que no dependió de la dirección de la izquierda, sino que fue tercerizado y dado en concesión a una empresa privada.