Lula no quiere discutir sobre tercer mandato

«Yo era contrario a la reelección luego de un mandato. ¿Por qué sería favorable a la reelección luego de otro mandato?», dijo Lula sobre la reforma inducida por su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, que le permitió ser reelecto en 1998. La actual Constitución brasileña prevé un mandato de cuatro años renovable por una única vez. Lula fue reelecto por un segundo período, gestión que comenzó el 1° de enero de 2007, y por lo tanto podría ser nuevamente candidato recién en el año 2014, como le expresó al diario Folha de Sao Paulo recientemente.

«Yo creo que es insensato que cualquier persona se pase discutiendo la posibilidad de un tercer mandato», añadió el presidente.

La cuestión de un tercer mandato surgió después que el diputado oficialista Devanir Ribeiro (fundador del Partido de los Trabajadores, PT, y amigo de Lula por más de dos décadas) anunció su intención de proponer una reforma de la Constitución para que el presidente pueda convocar a un plebiscito o referendo.

Para la oposición, esa propuesta es apenas una tentativa de instalar la posibilidad de un tercer mandato sobre la mesa y abrir la vía para una nueva elección de Lula, en momentos en que en Venezuela el presidente Hugo Chávez se apresta a modificar la Constitución con esa misma finalidad.

«El PT tiene que tomar una decisión en relación con la propuesta que está siendo mencionada en el Congreso», dijo Lula.

No obstante, el mandatario añadió que «es gracioso porque ya he visto a Margaret Thatcher ser elegida tantas veces primera ministra, o Helmut Kohl permanecer tanto tiempo, y nunca he visto a nadie preguntarse si tantos mandatos eran malos».

REUNIÓN. Ayer, Lula se reunió con el diputado Ribeiro y con el presidente del PT, el también diputado Ricardo Berzoini, a quienes habría pedido un punto final en las especulaciones.

«Es importante ponerle un punto final a un tema que es absolutamente artificial», dijo Berzoini luego de la reunión en la que también participó el presidente de la Cámara de Diputados, Arlindo Chinaglia, del mismo partido.

Chinaglia aceptó la semana pasada el ingreso de un proyecto de ley para un referendo que podría definir la posibilidad para enmendar la Constitución y lograr una tercera candidatura consecutiva a la presidencia en el año 2010.

Berzoini recordó que el PT «tiene una posición clara sobre la reelección. Votamos en contra en 1996 y consideramos que el actual orden constitucional del país es adecuado a la consolidación de la democracia».

La prensa brasileña especula con versiones de un posible proyecto para modificar la Constitución ya que el PT se presentaría por primera vez a elecciones sin Lula, su candidato desde 1989, y quien ganó en 2002 y 2006.