Macri se fortalece como líder opositor

Las fichas se reacomodan en el tablero político argentino tras las elecciones del domingo para jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Con una contundente victoria de 45,6%, el empresario y líder del PRO, Mauricio Macri, avanzó varios casilleros y afianzó su liderazgo en un espacio opositor de derecha, nada más ni nada menos que a cinco meses de las presidenciales.
Se aguarda una dura batalla entre Macri y el ministro kirchnerista, Daniel Filmus antes del balotaje del 24 de junio. El objetivo: hacer jaque mate.

Si a Macri e incluso al presidente Néstor Kirchner, la jugada le salió bien, la que perdió la partida fue la líder del ARI, Elisa Carrió, quien apostó sus fichas por Telerman, quien apenas obtuvo el tercer lugar con 20,7% de los votos.

“Carrió, una de las grandes perdedoras de la jornada de ayer, no queda en posición de discutirle ese liderazgo (de la oposición a Macri), mientras que (el ex ministro Roberto) Lavagna y (el ex ministro Ricardo) López Murphy tampoco parecen estar en condiciones de reclamarlo”, indicó ayer un editorial del diario Clarín.


Un líder fortalecido. El presidente del club de fútbol Boca Juniors, logró una victoria de casi 22 puntos por encima del ministro Filmus (23,77%), escrutadas 98,96% de las mesas, en una elección en la que sufragaron cerca de 70% de los empadronados, unos 2,57 millones de porteños.

El arrasador triunfo de Macri, en el distrito de mayor relevancia política e históricamente hostil al peronismo, además de abrirle las puertas como líder de un espacio opositor, le ofrece una plataforma de cara a las presidenciales de 2011.

“Lo que nos va a dejar bien parados para el futuro es cumplir con lo que hemos prometido”, dijo el empresario al ser consultado por la prensa acerca de esa posibilidad, al tiempo que negó tener planes de abandonar la alcaldía –en caso de conseguirla– para pelear la Presidencia en octubre.

Macri se zambulló en la política en 2003, cuando perdió la alcaldía en el balotaje contra Aníbal Ibarra. A principios de este año el ingeniero amagó con ir por la Presidencia, pero finalmente anunció su candidatura a la jefatura porteña. El lugar elegido para el lanzamiento fue un basural.

El nacimiento del Macri político estuvo lejos de ese ámbito, el empresario proviene de un imperio económico familiar que ahora le puede complicar la campaña.

Se augura una carrera sucia. Al menos así lo afirmó la compañera de fórmula de Macri, Gabriela Michetti, candidata a vicejefa de gobierno.

Se refería a la posibilidad, confirmada en medios allegados a Filmus, de que en la campaña para el balotaje se saquen a relucir antiguas denuncias contra Macri, relacionadas con supuestas irregularidades en su actividad en el grupo empresario Socma, fundado por su padre Franco.

Sus detractores lo acusan de haber participado de los negociados de la década de 1990 bajo el gobierno de Carlos Menem, en la que la familia Macri vio crecer su patrimonio.

Sin embargo, Macri se mostró confiado en vencer en el balotaje, solicitó al electorado porteño un “esfuerzo final” para ungirlo alcalde y pidió que “no tengan miedo” de votarlo, consciente de que su figura genera un fuerte rechazo en el electorado de centroizquierda.


El movimiento de Filmus. “Buenos Aires no será entregada a la derecha”, dijo ayer a la prensa Filmus, adelantando la estrategia de campaña para las próximas semanas.

En la batalla, Filmus intentará cosechar votos de diversos sectores: los del hasta ahora jefe de gobierno Jorge Telerman –quien en la recta final se enfrentó a Kirchner– y alguno del millonario empresario. “Vamos a convencer incluso a la gente que en la primera vuelta votó equivocadamente por Macri”, dijo Filmus.

La tarea será convencer a los porteños de apostar a un proyecto progresista, en afinada sintonía con el gobierno federal.

“Nosotros proponemos un modelo integrador que comenzó en 2003 y logró sacar al país de la exclusión. El otro modelo mira hacia atrás, ya lo probamos en la Argentina y nos fue bastante mal”, afirmó Filmus.

De la acera de enfrente, el discurso del magnate está centrado en la promesa de una gestión eficiente y la lucha contra la inseguridad.

Por las dudas que el discurso de Filmus no sea suficiente, a 24 horas de la elección, Kirchner ya salió en respaldo de Filmus. Según informó el canal de noticias TN, el mandatario criticó a Macri y llamó a los porteños a tener memoria. “Después que pasen los espejismos vienen los dolores de cabeza”, indicó Kirchner.

Pero más allá de apoyar a Filmus y de los resultados de la segunda vuelta, el matrimonio Kirchner deberá hacer su última jugada y resolver quién de los dos se postulará a presidente en octubre. Así el tablero político quedará completo. (Redacción, AFP, AP y EFE)