Mañana votan el proyecto alternativo sobre el agua

Los legisladores procurarán hoy llegar a un acuerdo sobre el texto definitivo que impulsarán y el principal argumento que esgrimen para dar su voto es presentar a la ciudadanía “una opción más” sobre el tema.
La reforma constitucional que ya está habilitada para plebiscitarse plantea la estatización de los servicios de saneamiento y agua potable y establece la posibilidad de hacer expropiaciones a particulares.

Este texto fue promovido por la Comisión de Defensa del Agua y respaldado por el Encuentro Progresista.

La Asamblea General tiene tiempo hasta el sábado 31 para sancionar un proyecto sustitutivo que se plebiscitará conjuntamente con este texto.

El Herrerismo presentará algunos cambios a la iniciativa alternativa del Partido Independiente, entre las que plantea que el abastecimiento de agua potable a las poblaciones tendrá “primera prioridad, sin perjuicio de que podrán fijarse otras prioridades para el uso del agua”.

También propone señalar que el Estado “procurará que los servicios de agua potable y saneamiento lleguen a todos los centros poblados que lo necesiten, sin exclusiones por razones económicas”. Elimina la mención a las expropiaciones de privados y considera a todas las aguas –inclusive las pluviales– dentro del ciclo hidrológico.

El diputado herrerista Jaime Trobo dijo a El Observador que por los contactos que han mantenido entre quienes están de acuerdo con la iniciativa alternativa, consideran que “habrá quórum en la Asamblea General y votos para aprobar el proyecto alternativo”. Recalcó que la intención del sector en respaldar esta iniciativa es que la ciudadanía “tenga una opción” en el plebiscito y que su dilema “no sea votar a favor o en contra de una única reforma, sino que pueda optar entre dos iniciativas y el debate se pueda instalar”.

Por su parte, algunos legisladores de Alianza Nacional acompañarán la iniciativa alternativa. El candidato Jorge Larrañaga, quien firmó por la reforma constitucional que se plebiscitará, dijo que su sector estaba abierto a considerar el proyecto alternativo. Varios legisladores de Alianza Nacional que no firmaron la reforma constitucional están dispuestos a votar la iniciativa alternativa.

El Foro Batllista también está dispuesto a respaldarla con sus votos y su bancada recibirá hoy al diputado del Partido Independiente, Iván Posadas, para que explique su proyecto.

En la Lista 15 el apoyo que considera darle a la iniciativa tiene algún matiz con otros sectores políticos. El diputado quincista José Amorín dijo a El Observador que el sector está “en contra de incorporar este tema en la Constitución” porque no es materia para la carta magna. Sin embargo, ante un texto ya presentado “que es el peor para el país” y otro que pueda mejorar, los quincistas están dispuestos a apoyarlo “solamente para dar una opción”.

Para sancionar esta iniciativa la Asamblea General necesita el voto de la mayoría simple de los legisladores presentes. Si asistieran los 130 parlamentarios, se necesitarían 66 votos para aprobarla. Entre blancos, colorados y el Partido Independiente suman 76 legisladores.