Mar del Plata virtualmente blindada en espera de la Cumbre de las Américas

La empresa estatal ferroviaria Ferrabaires prometió dos mil pasajes para que militantes sindicales y de organizaciones sociales puedan viajar a Mar del Plata para participar de la Cumbre de los Pueblos, que organizará una marcha de repudio a Bush el 4 de noviembre.

Las fuerzas de seguridad comenzaron a distribuir pesadas vallas metálicas en torno de la terminal de ómnibus y la zona de exclusión montada en la ciudad de Mar del Plata -400 kilómetros al sur de Buenos Aires- donde sesionará la cumbre presidencial.

La ciudad argentina, balneario tradicional sobre el océano Atlántico, fue virtualmente invadida por contingentes policiales que comenzaron a montar el dispositivo de seguridad.

Las fuerzas de seguridad durante la cumbre contarán con alrededor de 5.500 efectivos, sin tomar en cuenta los agentes enviados por Estados Unidos para la protección de Bush, que se estiman en otros 2.000.

El embajador de Estados Unidos en Argentina, Lino Gutiérrez, auguró que la reunión de Mar del Plata será «exitosa y segura».

Gutiérrez afirmó que «estamos muy satisfechos con las medidas tomadas por Argentina» para garantizar la seguridad.

Tres aviones del Ejército estadounidense desembarcaron entre el viernes y el lunes armamentos, dos helicópteros, comida, agua mineral y equipos de comunicación en el aeropuerto de Mar del Plata.

Las fuerzas de seguridad comenzaron a distribuir credenciales a 50 mil marplatenses que residen o trabajan en la zona de exclusión, montada en torno de los hoteles donde se realizarán las deliberaciones y se hospedarán los presidentes.

PASAJES PARA MILITANTES

La empresa Ferrabaires anunció que proporcionará dos mil pasajes con «precios bonificados» a las organizaciones sindicales, sociales y de desocupados que participarán de la Cumbre de los Pueblos.

Oscar Kuperman, dirigente del Bloque Nacional Piquetero que reúne a 23 organizaciones de desocupados, informó que las autoridades de la empresa ferroviaria prometieron entregar esos pasajes «a precios populares».

Sin embargo, la demanda de las organizaciones supera la cuota prevista por la empresa estatal Ferrabaires, ya que el Bloque Piquetero Nacional solicitó 1.200 pasajes, la organización social Barrios de Pie 400 y Conadu, principal gremio de los profesores universitarios, otros 500. La protesta pretende ser multitudinaria. (ANSA)