Marcha atrás de Venezuela y Gargano desautoriza a Astori

El malestar que causó en la mayoría de los sectores del Frente Amplio la opinión del titular de Economía en el sentido que «el estilo confrontativo del gobierno de Venezuela al Mercosur le puede originar dificultades para vincularse con otros bloques y países», sobrevoló ayer la reunión de los senadores que encabezan las listas de la coalición de izquierda.Sin mencionar en forma expresa las afirmaciones de Astori, en el encuentro se entendió que los integrantes del gobierno y del Frente Amplio debían evitar seguir con «las confrontaciones públicas», y que todos los temas que fueran considerados controversiales debían ser «primero discutidos en la orgánica y no emitir opiniones personales».Lejos de agotarse ayer la polémica, en filas de la izquierda se cree que el tema volverá a analizarse el próximo lunes en la Mesa Política del Frente Amplio, ante el planteo que formuló el Partido Comunista. El sector conducido por el senador Eduardo Lorier solicitó que integrantes del Poder Ejecutivo comparezcan el lunes 23 en la Mesa Política, a fin de explicar los motivos por los que Venezuela, Bolivia y Ecuador no fueron invitados a la reunión de ministros de Economía, que se realizó en el marco de la visita del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson.Legisladores oficialistas se comunicaron con representantes de esos tres gobiernos para expresarles sus disculpas, y así tomar distancia de la actitud del ministro Astori.Desautorización. Luego de realizar consultas a las autoridades del gobierno de Hugo Chávez, el embajador Franklin González decidió ayer no realizar ninguna acción «por el momento», según señalaron a El País fuentes de la sede diplomática. «Se va a esperar a ver cómo siguen las cosas. Se hicieron las consultas a la Cancillería y se decidió por el momento no realizar ningún planteo», añadieron las fuentes.González dijo a El País el miércoles 18 que iba a presentar una queja a las autoridades uruguayas por los comentarios de Astori. «Exigimos el mismo respeto a nuestras posiciones. No denominamos confrontaciones las posiciones que se han planteado con la bandera de las asimetrías. No aceptamos que la posición de nuestro gobierno y nuestro pueblo sean denominadas confrontativas», advirtió.La reacción venezolana fue acompañada por el canciller Reinaldo Gargano, quien desautorizó públicamente a Astori «La orientación política del gobierno en el tema Mercosur la fija el presidente Tabaré Vázquez y la Cancillería», afirmó. «Además la norma del gobierno uruguayo es no emitir opiniones públicas sobre lo que dicen u opinan los jefes de Estado de otros países», sentenció.»Astori tendrá que responder por sus expresiones. No opino lo mismo. Cada uno ve las cosas con el cristal con que las mira», añadió Gargano a radio Carve. Subrayó que la Cancillería no había recibido hasta ayer ningún planteo formal por parte de la Embajada venezolana.Por su parte, el ministro de Ganadería, José Mujica, dijo a canal 12: «cada cual tiene su juicio. Para mi Venezuela ha tenido una conducta de amistad brutal con el pueblo uruguayo y eso es lo que me interesa».