Marcha de estudiantes finalizó con incidentes

Cuando El Espectador se retiraba del Ministerio de Economía (MEF), donde el ministro Isaac Alfie se negó a recibir a una delegación de Cofe, por 18 de Julio, tomando Paraguay, venía una movilización de entre 150 y 200 estudiantes, en su mayoría de entre unos 16 y 18 años. La movilización bajó por Paraguay y tomó por Colonia, donde se encuentra la Secretaría de Estado.

Allí, los estudiantes arrojaron algunas pedradas hacia el edificio MEF y voló un botellazo. También fueron pintados algunos graffiti en el muro de la cartera y lanzadas algunas pedradas hacia los cuatro o cinco efectivos policiales que estaban en el lugar.

Los estudiantes se dirigían hacia el Codicen para reclamar que se derogue la reforma educativa. Los adolescentes pertenecían a varios liceos, según comentaron algunos jóvenes.

A media cuadra del Codicen empiezan a subir el tono de los cánticos. El Codicen estaba advertido de la movilización, dado que había un vallado separando al edificio de la vereda.

Algunas pedradas comienzan a caer sobre el edificio del Codicen, así como también botellas con pintura. Los cuatro o cinco efectivos policiales que estaban en el lugar empiezan a retroceder y, en ese momento, dos efectivos policiales reciben una pedrada en la cabeza. Después de todo eso comienza una gran desbandada. Llega un patrullero y equipos de refuerzo por parte de la Guardia de Coraceros. Se dan corridas por todos lados en las calles cercanas al Codicen.

La gran mayoría de los estudiantes toma por San José y sube también por Paraguay para acceder a 18 de Julio. Allí hay un local de la Lista 15, que recibe pedradas y sufre algunos daños. También hubo algún incidente en Paraguay y 18 de Julio, frente al Palacio de la Música.

Los policías continuaban alrededor de los estudiantes. Hubo alguna agresión y algún tipo de represión bastante dura por parte de la Policía hasta que los estudiantes llegan en su gran mayoría hasta la Plaza Libertad.

Allí comienzan a decidir cuáles son los pasos que van a tomar. Algunos resuelven ir hasta Adeom -donde supuestamente están ahora- y otro grupo comienza a retirarse para sus casas.

Marcos, uno de los jóvenes presentes en el lugar, dijo: «Nosotros hicimos la marcha contra la reforma educativa porque el Codicen tiene doble discurso. Dice que hace jornadas de reflexión contra la violencia y son ellos los que imponen la violencia. Los que mandaron desalojar los liceos 11 y Miranda el 29 de setiembre de 2002, cuando mandaron abundantes coraceros y nos cagaron a palos a todos. La violencia la hacen todos los días, cuando mandan milicos a reprimirnos a nosotros, todo esto que pasó fue por la violencia de la Policía, por nada más, porque ellos nos cagan a palos todos los días. Ellos son la violencia, la violencia del Estado, no la violencia de nosotros. Lo de nosotros es defendernos de la violencia de ellos, que vino primero».

«Estudiantes unidos, Codicen hijo de puta, yuta, puta…», fue uno de los cantos que se pudo escuchar.