Mazen pide tregua y Hamas responde con ataque suicida

GAZA | AFP, EFE y ANSA

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, alias Abu Mazen, estuvo ayer reunido por más de dos horas con miembros del grupo armado Hamas y pese a no trascender el contenido de la reunión, Mazen presumiblemente intentó convencer a los extremistas de fin a la violencia contra Israel.

Poco antes del encuentro, Hamas reinvindicó un atentado suicida en la franja de Gaza donde al menos siete personas —en su mayoría israelíes— resultaron heridas. Y una de ellas está en estado crítico.

La reunión entre Mazen y el grupo armado se desarrolló en un lugar de Gaza que se ha mantenido en secreto y su término no hubo declaraciones de ninguna de las dos paertes.

A continuación, el presidente palestino mantuvo un encuentro con los servicios de seguridad palestinos. Al parecer, Mazen dio orden a las fuerzas de seguridad de que impidan los ataques. El fin de semana, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), también dirigida por Mazen, pidió el cese de estas operaciones al considerar que son perjudiciales para el pueblo palestino.

El fin de las hostilidades hacia Israel es la condición que ha interpuesto el primer ministro israelí, Ariel Sharon, para recomenzar el diálogo, que concluirían con la formación del estado palestino.

El lunes, Hamas se negó a poner fin a sus ataques contra objetivos israelíes. El movimiento argumentó que esa eventualidad ayudaría a Israel a «justificar sus operaciones en los territorios palestinos ocupados» «Este tipo de declaraciones ayuda al enemigo sionista y le proporciona excusas para continuar la ocupación y justificar sus agresiones», dijo un vocero del grupo.

Además de con Hamas, Abu Mazen planea reunirse con integrantes de Yihad Islámica, otro grupo extremista.

AL AQSA. En tanto, Zakaria Zubeidi, comandante de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, ligado al movimiento mayoritario palestino Al Fatah, anunció el fin de los ataques contra Israel.

La decisión fue tomada por el grupo tras el anuncio que hizo Mazen de integrar progresivamente a los milicianos de las Brigadas en los servicios de seguridad y en la estructura de la Autoridad Palestina, si aceptan poner fin a la violencia.

«De acuerdo con las decisiones de Abu Mazen detenemos todos nuestros ataques en Israel», afirmó Zubeidi.

Más temprano, Mazen se entrevistó con el cónsul de EE.UU. en Jerusalén, David Pearce. A la salida del encuentro declaró, en relación a los extremistas: «Quien no cumpla la ley será castigado, «porque la ley es para todos sin excepción».

Simultánemente, Israel reanuda las presiones para que Mazen detenga el accionar terrorista de los grupos radicales. «Pedimos a Abu Mazen que actué inmediatamente contra las organizaciones terroristas (como Israel llama a los grupos de la resistencia palestina), para evitar que la situación se degrade peligrosamente», dijo el portavoz del gobierno israelí, Avi Pazner.

Mazen respondió que las amenazas de Israel son ilegales. «No hay razones para esas amenazas. Mientras yo juraba (como presidente de la ANP el sábado pasado) mataron a seis palestinos y eso significa que tienen un plan oculto para continuar sus agresiones».

«Ellos —manifestó— empezaron con la violencia y a ellos tendrán que poner fin. Ni siquiera hemos hablado o negociado, atacaron directamente».

Mazen asumió el sábado como sucesor del fallecido líder Yasser Arafat.