Medidas antiinflacionarias no afectaron el resultado fiscal

En efecto, el resultado global consolidado mostró un superávit de 0,65% del Producto Interno Bruto (PIB) en el año móvil terminado en octubre, lo que implicó una leve disminución frente al nivel observado en los 12 meses cerrados en el mes de septiembre.

Según cálculos de la consultora CPA/Ferrere las rebajas de tarifas deterioran en un 0,1% del PIB el resultado fiscal de este año. No aumentar los combustibles durante lo que queda de 2007, agregaría otro 0,2%. Este último hecho se verificó en parte, ya que ayer aumentaron el gasoil y el fuel-oil, aunque no las naftas.

Los números divulgados ayer por Economía dejan entrever que el impacto del costo de las medidas de subsidiar el boleto, disminuir tarifas, o prolongar aumentos en el precio de los combustibles -para impedir una suba de precios anual cercana a 10%- fue compensado en parte por una mejora en los ingresos, especialmente a nivel de las empresas públicas.

De acuerdo al comunicado divulgado por Economía, para el último bimestre del año se espera que el resultado fiscal se encuentre «alineado a la meta establecida en el programa financiero, en la medida que Ancap recomponga el stock de petróleo, y el gobierno central incremente el ritmo de ejecución de las inversiones».

Para este año, la meta oficial, es de un déficit global de 0,5% del PIB.

Por otra parte, el superávit primario -antes de los pagos de intereses de la deuda- fue de $ 23.369 millones, lo que representó un 4,5% en términos de producto (en el año cerrado en septiembre era 4,6%).

Eso marca un significativo desvío positivo frente al objetivo oficial, que es de 3,8% del PIB para este año.

Los intereses de deuda alcanzaron a 3,85% del PIB en octubre (en septiembre se ubicaban en 3,9%), y llegaron a unos $ 19.982 millones, en los 12 meses a octubre.

Razones. El leve deterioro fiscal de octubre se explicó porque hubo un descenso de los ingresos del sector público de 0,15% del PIB, mientras que los egresos primarios se mantuvieron prácticamente iguales que en el mes previo.

La baja en los ingresos como relación del PIB -de 30% a 29,9%- fue el reflejo de la menor recaudación del gobierno central debido al retraso en el funcionamiento del clearing de cheques, en el marco del conflicto entre el sindicato bancario y el gobierno. Eso fue compensado, aunque solo parcialmente, por una mejora en el resultado primario corriente de las empresas públicas (de 0,25% del producto).

En tanto, los egresos primarios del sector público no financiero permanecieron en 25,5% del PIB en el año hasta octubre.

Esa estabilidad se dio, por un lado, con un aumento en los gastos en transferencias, de 0,13% del producto, lo que fue contrarrestado por un descenso en los gastos de inversiones -de 0,07% del PIB-, y en pasividades, de 0,03%.

Los egresos por remuneraciones se mantuvieron en los mismos niveles del mes anterior, en 4,8% del producto.

empresas. Todas las empresas públicas lograron ganancias durante octubre, por $ 2.373 millones en conjunto, y casi el 90% de ese resultado se explicó por el buen desempeño mostrado por UTE, y por Ancap.

La empresa eléctrica ganó en octubre $ 1.215 millones, básicamente por las mayores ganancias por venta de bienes y servicios, en el marco un descenso de tarifas.

Por otra parte, Ancap logró un resultado positivo de $ 834 millones, especialmente por la caída en el stock de petróleo, y del monto inversiones no corrientes ejecutadas, por un total conjunto, de $ 1.435 millones.

A su vez, las ganancias del resto de las empresas en el mes fueron de: $ 181 millones en Antel, de $ 51 millones en ANP, de $ 73,9 millones en OSE, y $ 18 millones en AFE.

En lo que va del año, esas firmas estatales lograron un resultado positivo de $ 4.766 millones (unos U$S 202 millones), especialmente por la performance de UTE ($ 3.407 millones), y de Antel ($ 1.653 millones).

Solamente Ancap arrojó pérdidas en lo que va del año hasta octubre, de $ 1.090 millones (unos U$S 46 millones)

inversión. En el año cerrado a septiembre los gastos en inversión subieron 1,99% en términos reales frente al mismo período del año pasado.

Su participación dentro del total de egresos se mantuvo estable en ambos años, arañando el 6% (5,90 en 2006 y 5,88% este año).

El pago de intereses tuvo una baja de 3,92% real. El egreso en remuneraciones creció 7,24%, el de previsión social 2,94% y sólo 0,76% los gastos de funcionamiento.