Medidas de municipales traban plan de recaudación de comuna canaria

Con la iniciativa la Intendencia de Canelones (IMC) confía en llevar la morosidad a niveles «normales», pero advirtió que el éxito de la misma puede verse comprometido por el actual conflicto que atraviesa con sus funcionarios, según manifestó este lunes el director de Hacienda, Daniel Lamela.

En declaraciones al programa Tiempo presente, de radio Independencia, el jerarca reconoció que el conflicto con los municipales se dio a raíz de los retrasos en el pago de salario, que a su entender está ligado a la baja recaudación que atraviesa la comuna canaria. Lamela afirmó que «el reclamo es gremialmente legítimo» y que «respetamos absolutamente los derechos sindicales», reiteró que no habrá diálogo hasta tanto no se ponga fin las medidas sindicales. Desde el pasado viernes los funcionarios comenzaron un paro con huelga de hambre.

Asimismo, subrayó que el conflicto lo único que hace es dificultar el plan de recuperación de morosidad. En ese sentido, el director de Hacienda sostuvo que: «No ayuda porque la gente ni bien escucha conflicto, paros y posibles ocupaciones, ya la gente se retrae y no concurre a los oficinas comunales a hacer sus tramites, sus diligencias y por supuesto que no pagan». Agregó, que de esa manera «entramos en un círculo vicioso que no conduce a mejor destino. No dejamos de salir de este pantano». Sostuvo, además, que el intento de recuperar morosidad pasa por pagar los haberes adeudos.

Amnistía
La iniciativa de amnistía de la IMC consiste en quitar multas y recargos, dar descuentos con el pago al contado de la deuda y admitir hasta tres cheques diferidos por el monto adeudado sin recargos. Lamela señaló que con esta la comuna está haciendo un último intento por recaudar, ya que «no hay más tiempo en la actual administración municipal». Señaló que también se trata de guardar un «muy delicado equilibrio de estímulo al buen pagador», al que también se le otorgarán beneficios.

Ahora bien, Lamela señaló que, de no tener una respuesta positiva, «vamos a hacer un peinado muy cuidados de la deuda que pueda quedar luego de esta segunda etapa». En ese sentido, no descartó que se ejecuten a los grandes deudores y recalcó que «no se trata de llevar a juicio ni ejecutar al pequeño deudor».

Lamela señaló que ya se han ajustado mecanismos para asegurar el pago posterior de los convenios que se firmen con los morosos en este período. Para ello se hicieron gestiones ante el Colegio de Abogados departamental y se utilizará las herramientas que otorgará la ley de fideicomiso una vez que sea sancionada en el Senado.

En el marco de la amnistía se podrán celebrar convenios de hasta 18 cuotas con intereses. La fecha límite para celebrar los convenios es el 28 de noviembre. La norma establece para el pago al contado del total de esas deudas un descuento del 20%. Quienes paguen hasta con dos cheques diferidos 30 o 60 días tendrán una rebaja del 10%.

En tanto, quienes reempadronen o matriculen por primera vez sus autos en Canelones recibirán un crédito equivalente al 25% de la Patente de Rodados, que podrán descontar de cualquier tributo municipal. Los deudores que viven en las zonas que fueron reaforadas, si pagan al contado la deuda por Contribución Inmobiliaria también recibirán un descuento del 20%. Esta norma no fue votada por el Foro Batllista.

Los contribuyentes que estén al día con sus cuentas al 31 de diciembre de 2003, para el ejercicio del 2004 recibirán un descuento del 16% adicional a los ya vigentes. Quienes justifiquen que pagaron en fecha sus tributos en 2001 y 2002 tendrán un 0,5% más de descuento.

(Observa)