Medidas gremiales del sindicato bancario afectan el pago de sueldo de los funcionarios públicos

Mientras, el presidente del BCU, Julio de Brun, no descartó la posibilidad de declarar la esencialidad de los servicios del clearing bancario. AEBU, en tanto, salió al cruce de estas declaraciones señalando que el Banco Central se «pasa amenazando» y advirtió que va a continuar con los paros que están afectando el clearing bancario.

«El conflicto bancario que ha paralizado el clearing, o sea la Cámara Compensadora de Cheques, impidió que los dineros que los contribuyentes pagaron al Estado mediante cheques estén acreditados en la cuenta del Estado y, por lo tanto, como es habitual en el gobierno que el primer día de cada mes paga los sueldos, mañana (hoy) en principio nos vemos imposibilitados a pagarlos», indicó Alfie.

El ministro explicó que al verse afectados los servicios del clearing por el conflicto gremial, el dinero de los cheques no fue acreditado a la cuenta del Estado y, por ende, este no puede realizar los giros para pagar los sueldos. Alfie sostuvo que, de estar el dinero en la cuenta del Estado, los sueldos de los públicos se pagarían seguramente mañana. Asimismo dijo que se hará todo lo posible «para asegurar que las pasividades se paguen en fecha».

Por su parte, el presidente del BCU, Julio de Brun, dijo que se analiza la posibilidad de declarar la esencialidad de los servicios del clearing bancario. En tanto, el dirigente del sector Banca Privada de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), Juan José Ramos, afirmó a radio «El Espectador» que «no tienen sustento jurídico para declarar la esencialidad de los servicios financieros».

Ramos aclaró que el pago de las jubilaciones no se hace por la Cámara Compensadora de Cheques. «Son transferencias electrónicas desde las cuentas del BPS en el Banco Central hacia cada uno de los bancos. Por lo tanto no hay ningún tipo de afectación, y si lo hubiera AEBU dejaría que las jubilaciones y pensiones se pagaran. Por lo tanto, son simplemente afirmaciones para generar escándalo público, a los efectos de disimular el problema de fondo, que es el traspaso de 1.200 millones que el Estado está administrando en manos de empresas, sin saber en qué condiciones, ni qué comisiones cobran, con dinero que es de todos los ciudadanos de este país», dijo.

El ministro de Trabajo, Santiago Pérez del Castillo, por su parte, indicó que no recibió ninguna comunicación del Banco Central ni del Poder Ejecutivo sobre el pedido de esencialidad. «El presidente del Banco Central no me pidió que de declarara la esencialidad de dichos servicios. Creo que el conflicto probablemente en los próximos días va a empezar a destrabarse en la medida en que uno de los puntos ya está desbloqueándose», dijo.