‘Medidas son insuficientes dada la magnitud de crisis’.

ENTREVISTA
Linng Cardozo

-¿QUÉ SE le demanda al Estado para ser más vigorosos en el empuje exportador?
-Al Estado no se le demanda, sino que se le solicita trabajar en conjunto con el sector exportador, que es el motor de la economía, para buscar la manera de amortiguar lo más posible los efectos de la crisis internacional. En ese sentido, la Unión de Exportadores viene manteniendo contactos con las autoridades para explicar cómo se está viendo afectado el sector y qué medidas serían las más adecuadas. Nuestras propuestas pasan por reducir los costos de los exportadores, bajando la carga de los aportes patronales y disminuyendo las tarifas energéticas. También necesitamos recuperar competitividad y para ello necesitamos que las subas del dólar en Uruguay estén acompasadas con lo que ocurre con esa divisa en otros países con los que comerciamos o competimos. A modo de ejemplo, Brasil devaluó el doble que Uruguay en los últimos meses y eso implica que nos compren menos y que compitan con nuestros productos en terceros mercados. Sin embargo, no nos olvidamos que un aumento del dólar puede generar inflación, por lo que se debe alcanzar un tipo de cambio de equilibrio que sea lo más alto posible y no ponga en riesgo la estabilidad de precios. A su vez, propusimos mejorar el régimen de prefinanciación de exportaciones con tasas más atractivas, plazos más amplios e incluir en el régimen especial otros sectores con dificultades. Además, se solicitó un aumento de la devolución de impuestos, que se había bajado a 2% en 2007, y se pidió que se haga efectiva a los 30 días y sea libremente endosable. Las medidas tomadas por el gobierno tomaron en cuenta algún punto de estos y son bienvenidas, pero resultan insuficientes dada la magnitud de la crisis con la que se está enfrentando el sector, en la cual se observa una fuerte caída de la demanda y de los precios internacionales.
-La estrategia nacional que ustedes impulsan, ¿encuentra algún escollo?
– La elaboración de una estrategia nacional de exportaciones, tal como la que Unión de Exportadores del Uruguay viene impulsando, requiere del consenso de todos los actores sociales: políticos, gobierno, trabajadores y empresarios. No es posible desarrollar la educación, la infraestructura, la tecnología -y otros tantos aspectos necesarios para avanzar en materia exportadora- si no se cuenta con el compromiso de todos. Cada uno puede aportar algo desde su lugar y para ello es imprescindible generar consensos, definir metas de corto, mediano y largo plazo, así como indicadores que puedan reflejar los avances que se vayan logrando. El principal escollo para todo esto es que no hay una cultura arraigada de la planificación. Hay que trabajar mucho en eso, en pensar el país que queremos y cómo lograrlo, qué puede aportar cada uno para ese objetivo y comprometerse a ello.