MEF aprobó fondos para zanjar crisis mutual

Por su parte, el gremio de la salud privada exigió firmar un acuerdo por escrito y anunció que de todas formas continuará con su plan de movilizaciones, que incluye este jueves el paro zonal de 24 horas que afectará a las mutualistas Gremca, Impasa y el Evangélico. La deuda asciende a unos US$ 40 millones.

En tanto, el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) considera que hay doble discurso por parte del Ministerio de Salud Pública (MSP) sobre el diferendo con los médicos de la Administración de Servicios del Estado (ASSE). El presidente de la agremiación, Marcos Carámbula, dijo en radio Nacional que hay contradicción cuando las autoridades dicen por un lado “que defendamos los hospitales públicos y enfrentemos los grupos de poder, pero cuando hay un planteo para fortalecer y pagarle a los técnicos y enfermeras de centros especializados” la postura es de un pago menor.

El lunes, el MSP renovó los 2.000 contratos de los médicos y nurses de la Comisión de Apoyo de ASSE como forma de transmitir “una señal positiva” hacia los profesionales que amenazan con desatar un conflicto de no contemplarse sus aspiraciones de un 11% de aumento salarial, dijo a El Observador el director de ASSE, Elbio Paolillo.

El reclamo es que se pague “lo que corresponde a igual función, igual remuneración”, afirmó Carámbula quien agregó que los profesionales exigen el cumplimiento del contrato dejado en suspenso el año pasado que prevé un ajuste salarial en relación al Índice de Precios al Consumo (IPC).

Sin embargo, el MSP propone ajustar los sueldos en base al Índice Medio de Salarios (IMS). Esto significa un aumento de 6% contra los 11% que solicitan los médicos.

Paolillo reconoció la importancia de los médicos contratados de ASSE -son las especialidades más complejas de la medicina- pero estimó en que las negociaciones llegarán a buen término.

(Observa)