Mef. Confirmaron que el desequilibrio del sector público en 2011 fue de 0,8% del PBI.

Ayer, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que el desequilibrio de las cuentas del sector público ascendió a US$ 358,5 millones, lo que representó 0,8% del Producto Bruto Interno (PBI). De ese modo, la información oficial confirmó la estimación que el ministro Fernando Lorenzo dio a conocer la semana pasada, en oportunidad de la primera reunión del gabinete de José Mujica en este año.

La cifra de déficit alcanzada significó exactamente la mitad de lo proyectado por las autoridades para el año pasado y fue 0,3 puntos porcentuales inferior al déficit de 2010.

El aumento que experimentaron los impuestos en 2011 explicó la mayor contribución a la reducción del rojo en las cuentas del Estado. Los ingresos de la Dirección General Impositiva (DGI) sumaron US$ 7.961 millones, tras una suba de 15,4% con relación al cierre del año anterior.

El otro factor que mostró una clara incidencia en la mejora del resultado fiscal fueron los aportes percibidos por el Banco de Previsión Social (BPS), que ascendieron a US$ 3.012 millones y exhibieron un aumento de 20,5%. Los ingresos del Estado totalizaron US$ 13.077 millones en 2011, los que representó 29,6% del PBI y una suba de 10,5% en comparación con el año anterior.

Los aranceles aplicados al comercio exterior fueron los ingresos públicos de mayor crecimiento, al registrar una variación positiva de 24,4% ese año. Por ese concepto, Aduanas volcó a Rentas Generales US$ 530 millones el año pasado.

Gastos

Los egresos efectuados por el sector público en 2011 alcanzaron a US$ 12.267 millones, lo que significó 27,7% del PBI, y mostraron un alza anual de 9,8%.

Dentro de las salidas de caja se destacaron por su impacto en la reducción del déficit fiscal las asociadas a las inversiones, que experimentaron una baja anual de 13,9% y que ascendieron a US$ 1.238 millones.

Además, el capítulo de egresos contabilizó el aporte de US$ 150 millones que UTE realizó el año pasado a la Corporación Nacional para el Desarrollo para la constitución del Fondo de Estabilización Energética que se constituyó para amortiguar el ajuste de las tarifas.

Por otra parte, el superávit de las empresas públicas se redujo el año pasado impactando negativamente en el desequilibrio de las cuentas del Estado. El resultado primario corriente de las empresas públicas en 2011 se redujo en US$ 538 millones respecto al año anterior por una menor ganancia de UTE y de ANCAP. El descenso registrado fue parcialmente compensado por una mejora en ANTEL.

El deterioro del resultado de UTE (-0,9% del PBI) obedeció principalmente a un mayor costo de abastecimiento de la demanda de energía eléctrica. Las menores ganancias de ANCAP se debieron principalmente a que las tarifas no evolucionaron igual que los costos. ANTEL aumentó sus ingresos y así mejoró su resultado.