MEF descartó suspender Irpf a alquileres de verano.

EL RESTAURANTE del Hotel Conrad estaba lleno. Desde los operadores turísticos más relevantes de Punta del Este, hasta empresarios argentinos. Desde Pancho Dotto a los ministros Alvaro García y Héctor Lescano.
Tras pagar 35 dólares en algún caso y 40 dólares en otro, los comensales escucharon a García y su power point titulado «La crisis internacional y Uruguay».
Horas antes ya había marcado la cancha a los integrantes de la Cámara Uruguaya de Turismo. En pleno salón Portofino -y mientras tomaban agua mineral- García les dijo, según supo Ultimas Noticias: «Es un tema filosófico. No vamos a perforar el Irpf aprobando una suspensión. Es nuestra bandera».
El ministro Lescano -que había recibido el planteo de los operadores turísticos- escuchaba en silencio. Y García siguió: «Lo que hay que hacer es pagar lo que hay que pagar». Luego se mostró dispuesto a acompañar algunas de las medidas plantedas por los empresarios. Por ejemplo dijo que se impulsará la exoneración del peaje a los autos extranjeros, que se devolverá el impuesto al combustible si el turista cumple algunas condiciones y que habrá una especial atención en verano al control de las inmobiliarias «golondrinas».
Horas antes, el sitio web de Presidencia de la República había difundido declaraciones del ministro Lescano con el título «Gobierno trabaja en la búsqueda de beneficios para los diferentes sectores turísticos». Allí se contemplaba la posibilidad de suspender el Irpf a los alquileres de temporada veraniega. Lescano había declarado al portal presidencial que si bien el Irpf se trata de una conquista por parte de este gobierno, aclaró que no se aplicará este posible beneficio a los alquileres elevados, los que afirmó, deben contribuir solidariamente al esfuerzo fiscal de toda la sociedad. Agregó que sería una forma de colaborar con esta temporada que podrá presentar alguna dificultad.

INVERSIÓN
Lescano se manifestó «razonablemente optimista» en la idea de contar con una buena temporada estival, como la pasada. Asimismo reconoció que existen preocupaciones derivadas de la crisis internacional.
Añadió que el país está preparado y cuenta con medidas y beneficios provenientes tanto del sector público como del privado, que incentivarán el arribo de turistas. Lescano informó que Uruguay gasta, en promoción institucional, el doble de la cifra histórica destinada a tales fines. Agregó que esta labor, se está haciendo en consonancia con el sector privado y consiste, entre otras cosas, en la participación en ferias de turismo pero con especial enfoque en Argentina que, según dijo, es y continuará siendo, el principal mercado.
El Secretario de Estado indicó que se trata de un trabajo mancomunado del sector público nacional, el público departamental y el privado, en defensa de los 50.000 puestos de trabajo directos y de los entre 120 y 150.000 indirectos que el turismo estival genera cada año.

CAMPAÑA
En Argentina ya comenzó la campaña para fortalecer la oferta turística de ese país en desmedro del uruguayo y brasileño.
Según un relevamiento realizado por «Reporte inmobiliario», los costos de los alquileres en las playas argentinas son mucho menores que en Uruguay y Brasil si se toman como parámetro departamentos de tres ambientes con cochera. Los valores base en Mar del Plata están aproximadamente en U$S 730 y llegan a los 1.600 dólares. Lo mismo ocurre en Villa Gesell y Pinamar, donde la oferta arranca entre los U$S 1.300 y 2.000. En Florianopolis este año, los alquileres rondarán los 2.000 dólares pero el valor podría llegar a los 2.400. En Punta del Este, se relevaron los costos zonas cercana a La Mansa. «Allí la brecha entre los valores de los alquileres es mucho mayor ya que la oferta arranca en 1.600 dólares y alcanzan los U$S 4.000 dependiendo de los mismos factores: calidad del edificio y comodidad».