Mejora ánimo de usuarios del transporte en Ciudad Vieja aunque aún hay dudas

Mientras los pasajeros van adaptándose poco a poco, algunas molestias se debieron a que la falta de adecuada señalización sobre recorridos y nuevas paradas indujo a la confusión de algunos usuarios, según pudo comprobar Ultimas Noticias en una recorrida por la zona.

La mayoría de las molestias suscitadas ayer tuvieron como escenario principal la parada ubicada en Buenos Aires y Bartolomé Mitre.

En ese lugar, mucha gente que ya se había acostumbrado al sistema anterior pretendía hacer trasbordo con algunas líneas que ya no paran más allí. Por ello, muchas personas debieron caminar un par de cuadras para abordar un coche en la terminal del Palacio de Justicia.

Pese a estas muestras de descontento, los inspectores de distintas compañías de ómnibus, asignados a esa zona, consideraron que «el sistema marcha mejor porque la gente se está adaptando», aunque varios de ellos destacaron que siguen siendo «contrarios a la medida».

«Yo no sé qué quisieron hacer acá», expresó uno de ellos, mientras un colega, consultado sobre si los choferes y guardas se adaptaban a los cambios dijo enfáticamente: «No. Tampoco entienden nada».

Un periodista de este matutino recorrió Ciudad Vieja al final de la tarde, una de las horas consideradas pico por los inspectores, y el tránsito alrededor de Plaza Independencia y por la calle Buenos Aires estuvo más fluido que en los primeros días posteriores a la aplicación del nuevo sistema.

LOS NUEVOS CAMBIOS
Mientras tanto, los destinatarios del servicio se mostraron con mejor ánimo que la semana pasada, aunque todavía mantienen sus críticas.

La demora en los recorridos es la causa principal por la que consideran que el sistema no resulta beneficioso.

Por su parte, la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) continuará evaluando esta semana cuáles serán las líneas que ingresarán por las inmediaciones del Hospital Maciel en horario diurno, ya que, desde ayer, entre la hora 20 y las 8, son varias las líneas que se detienen para recoger pasajeros en la esquina de ese nosocomio.

Los cambios a la controvertida reestructura del sistema de transporte en Ciudad Vieja, que había comenzado a regir el lunes 4, fueron aplicados desde ayer. Dichas modificaciones fueron producto de los reclamos efectuados a la IMM por vecinos, comerciantes y trabajadores de la zona y las empresas de transporte. El sistema se basa en tres circuitos o recorridos por la Ciudad Vieja, que estarán identificados con diferentes colores. La diferencia con el sistema anterior es el ingreso y salida del casco antiguo de Montevideo, que se realizará por diferentes calles, con el agregado de algunas paradas de trasbordo.

COMERCIANTES ESPERAN MAS LINEAS
Los comerciantes de la calle Colón, que fueron de los primeros en protestar y reclamar la modificación del nuevo sistema de transporte, dijeron que todavía esperan la confirmación oficial de la IMM sobre las nuevas líneas de ómnibus que volverán a pasar por ese lugar. La comuna está estudiando cuáles líneas pueden ir por Colón en el horario de 8 a 20 horas. Según los comerciantes que participaron en las reuniones con el director de Tránsito y Transporte, Gonzalo De Toro, éste les indicó que podrían volver a pasar por allí los coches que iban a Ciudad Vieja. La comerciante Ana María Molins dijo que serán unas diez líneas y afirmó que la zona se había «muerto», en tanto ahora mantienen firmes esperanzas de que la actividad pueda revitalizarse.