Mejores perspectivas incentivan inversión en comercio y el agro.

El repunte de la actividad local, un favorable panorama internacional y las optimistas expectativas empresariales contribuyen a que los principales sectores de la economía estén más dispuestos a invertir en el corto y mediano plazo.
Los proyectos presentados ante le Ministerio de Economía solicitando beneficios fiscales son un primer indicador de este comportamiento. En los primeros diez meses del año la inversión presentada ascendió a US$ 1.168 millones, monto 22,6% superior al de igual lapso de 2008, cuando los proyectos sumaban US$ 953 millones. Además, la cantidad de proyectos acumulados en el año fue de 423, mientras que en ese período del año pasado se registraron 310.

Según los datos difundidos ayer por la Unidad de Apoyo al Sector Privado (Unasep), en octubre se presentaron 60 proyectos de inversión por US$ 121,6 millones.

La industria, el comercio y el sector agropecuario tienen buenas perspectivas y esperan continuar realizando inversiones en lo que resta del año y 2010, aunque la baja utilización de la capacidad instalada en el sector fabril podría hacer que sus decisiones de inversión se tomen con rezago.

El director de la Unasep, Álvaro Inchauspe, dijo a El Observador que “comercios y servicios tienen muy buenas expectativas sobre la economía local por el buen desempeño del poder adquisitivo de los hogares, mientras que en el sector agropecuario las expectativas están siendo impulsadas por la demanda del exterior”. Con respecto a la industria, mencionó que la capacidad productiva ociosa podría atrasar las inversiones “salvo que se identifiquen nuevos mercados que permitan aumentar las colocaciones”.

El grado de utilización de la capacidad instalada en la industria manufacturera local creció de 67,2% en el primer trimestre del año a 69,4% en el segundo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se espera que el último registro se haya mantenido durante julio-setiembre y que se eleve a 72,6% en el último cuarto.

El comercio fue el sector que presentó más proyectos de inversión ante la Unasep en octubre, con un total de 20 iniciativas que suman US$ 17,5 millones, seguido por 13 emprendimientos industriales con un desembolso asociado de US$ 15,6 millones. El rubro servicios fue el que presentó un mayor monto de inversión –US$ 42,6 millones que engloban 13 proyectos–. En tanto, del sector agropecuario se postularon ocho empresas con inversiones por US$ 27,5 millones y del turístico se registraron seis por US$ 18,5 millones.

Tras procesar los datos de su encuesta de actividad correspondiente al tercer trimestre, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) concluyó que “la crisis no afectó tanto al sector y se observa un ambiente más positivo que redunda en que las inversiones se vayan concretando y planificando a futuro”, explicó a El Observador la asesora de la gremial Ana Laura Fernández.

En tanto, el sector agropecuario tiene“muy alentadoras perspectivas desde el punto de vista externo”, dijo a El Observador el asesor de la Asociación Rural del Uruguay Juan Peyrou, quien afirmó que la inversión se sostendrá. “Todos coinciden en que los precios van a seguir al alza. Por un tiempo vamos a vivir una etapa bastante interesante para el país”, añadió.