Menos habitantes, más viejos y con niños en cantegriles

El censo señaló que entre 1996 y 2004, la capital perdió 16.336 habitantes. En ese período, la Tasa Bruta de Natalidad cayó de 17,3 por mil a 14 por mil, mientras que 76.000 montevideanos decidieron emigrar al extranjero, dentro de los cuáles la mayoría fueron jóvenes de entre 20 y 34 años de edad.

El censo, que fue realizado durante los meses de junio y julio del 2004, reveló que la población de la capital tuvo una Tasa de Crecimiento negativa del 1,5 por mil respecto al último censo de 1996.

Respecto a la distribución por edades, el Censo 2004 mostró que “el peso relativo de la población joven decrece mientras aumenta el correspondiente a los adultos mayores”, por lo que se constata “un mercado envejecimiento de la población que continúa acrecentándose”. La población con 65 años de edad o más creció a una tasa anual media de 3,8 por mil mientras que el resto de las franjas etarias lo hicieron a una tasa negativa de 2,4 por mil.

En Montevideo viven 1.325.968 de las cuáles 707.697 son mujeres y 618.271 hombres, lo que significa que hay 87 hombres por cada 100 mujeres en Montevideo. De todas formas, según el último censo nacen más varones que niñas.


Asentamientos. El estudio también reveló que 10% de los habitantes de la capital vive en asentamientos irregulares (133.545 personas). Allí habitan uno de cada cinco niños menores de 10 años, sin los servicios básicos como agua, luz y saneamiento.

Según Ehrlich, la cantidad de montevideanos que viven en asentamientos sigue siendo “preocupante” y un tema “central” para la administración. Consultado por El Observador, el jefe comunal destacó que 76% de los uruguayos que viven en estas condiciones lo hacen en la capital del país. Ehrlich dijo que el dato más “conmovedor” refiere a que “uno de cada cinco niños menores de 10 años nace y vive en los asentamientos”, lo que representa 20% de esta población. El censo confirmó que los barrios centrales perdieron población, los costeros la mantuvieron, y la periferia aumentó.

Aún así Pocitos sigue siendo el barrio con mayor densidad de población: 22.000 por kilómetro cuadrado, mientras que Lezica y Melilla tiene 196 habitantes por kilómetro cuadrado.


Desnutrición. Por otra parte, datos de Unicef Uruguay y el Ministerio de Salud Pública (MSP), señalan que 6% de los menores de dos años llega a los centros de salud con desnutrición avanzada, lo que representa el doble de los niños de esta edad que llegan así a las mutualistas.

Para revertir la situación y promover la lactancia materna entre las familias más pobres de Montevideo, la Intendencia capitalina, el MSP, Unicef, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Embajada de Italia firmaron un acuerdo para educar y atender a madres y niños lactantes en las “buenas prácticas de alimentación”.