Mercosur: Uruguay confía que cumbre valide reclamo

Los negociadores uruguayos ante el Mercosur confían en que el bloque aprobará la flexibilización de las normas de origen que rigen para los productos fabricados por Uruguay y Paraguay con componentes extra zona.
Fuentes de la delegación que participó de la reunión extraordinaria en Asunción de Paraguay dijeron a El Observador que este tema “va a salir” aprobado en el contacto pactado para el 18 de junio en esa ciudad, donde grupos técnicos de los estados parte de la unión regional intentarán alcanzar una posición consensuada, que será luego ratificada en la Cumbre de Presidentes del Mercosur prevista para el 28 y 29 de junio.

La intención uruguaya apunta a lograr que se permitan ampliar los porcentajes de insumos provenientes de países fuera del bloque que se incorporan a productos de fabricación nacional, de forma que puedan ser comercializados dentro de la unión sin que deban pagarse aranceles. Para ello, solo resta “acercar posiciones” y realizar algunos ajustes en base a aspectos limitantes planteados por Argentina, que si bien retrasan la adopción de una resolución, no frustrarían que esta fuera alcanzada el mes próximo.

El planteo argentino “complica” el régimen y “limita” su alcance, aunque no se planteó aún de forma explícita qué sectores considerados sensibles por el gobierno de Kirchner estarían excluidos de la normativa.

“Es difícil trabajar cuando no se sabe de que se está hablando (pero) eso es parte del camino de una negociación, hay que manejarlo con calma”, señaló el representante nacional ante el bloque.

La propuesta uruguaya va en línea con el establecimiento de un régimen general, sin exclusión de sectores y de vigencia permanente. Este punto es acompañado por Brasil, por lo que solo la postura argentina evita que pueda instrumentarse.

Por otra parte, lo que sí está “complicado” y no despierta demasiadas expectativas es la concreción de la oferta del gobierno brasileño de eliminar antes de plazo y de forma unilateral el doble cobro del Arancel Externo Común (AEC) para productos extrazona que ingresen a través de Uruguay y Paraguay, y sean comercializados a ese mercado.

En este punto y partiendo de la base que dentro del sistema general la eliminación del doble cobro de AEC debería caer el 31 de diciembre de 2008, la no concreción de este posibilidad en la cita de junio significará “evaluar” si realmente vale la pena seguir discutiendo el tema.


Esperanzas. Todo indica que de no acordarse el mes próximo, la opción sería dejada de lado, sugirieron las fuentes.

Por su parte, el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo a su regreso de Asunción que “por el momento no se ha podido avanzar” en los planteos realizados por el país en el seno del Mercosur, y depositó sus “esperanzas” en la reunión que se celebrará el 18 de junio en Paraguay.

En tanto, el gobierno uruguayo no esperaba resultados inmediatos del análisis de los factores estructurales generadores de asimetrías a la interna del bloque, entre los que se plantearon la necesidad de eliminar las restricciones no arancelarias y armonizar las políticas de incentivos para la radicación de inversiones.