Militares controlan precios en Venezuela

Con el objetivo de que los comercios cumplan con la lista de precios establecida por el gobierno venezolano para evitar aumentos de precios en productos de primera necesidad, el presidente Hugo Chávez decidió que los militares vigilen su cumplimiento.Alrededor de 130 reservistas (los militares que no están en servicio activo) en Caracas y otros 460 en el resto del país, están encargados de la vigilancia en los comercios con el objetivo de ejercer la contraloría social e indagar sobre la actuación de los comerciantes, según informó el diario venezolano El Universal.Los controles de precios a 120 productos comenzaron en 2003, según el diario argentino La Nación, y en lo que va de 2007, Chávez ya había amenazado con estatizar supermercados y otras empresas que no cumplan con las regulaciones.El control busca acabar con la inflación –19,3%, la más alta de América Latina–, pero ha tenido como contrapartida el desabastecimiento de algunos productos de primera necesidad. Para el gobierno el acaparamiento y la especulación generan la escasez. Por su parte, los empresarios se quejan de que la lista de precios considera valores muy por debajo de los costos de producción, por lo que no les brindan margen de ganancia y entonces optan por no comerciarlos.Acaparamiento. En Venezuela existe desde febrero pasado una ley contra la especulación y el acaparamiento. La regulación da vía libre a las autoridades para ocupar comercios que vendan a un precio más alto de lo permitido. Otras sanciones incluyen el decomiso de productos, el cierre temporal de establecimientos y la nacionalización.Los reservistas comenzaron su actividad hace 10 días cuando recorrieron los barrios caraqueños de La Vega y Antímano. Las acciones de los militares provocaron tensión en algunos casos cuando las inspecciones derivaron en golpes y empujones. En La Vega fueron cerrados 14 comercios acusados de cobrar por encima de lo permitido productos como carne, huevo, pollo, azúcar, aceite y café.Pero los reservistas no son los únicos encargados de controlar los precios. La ley mencionada también instruyó a los consejos comunales para que formaran comités que vigilaran el cumplimiento de las regulaciones de precios. Son los llamados comités de contraloría social para el abastecimiento y ya funcionan unos 400 en todo el país.“Cumplen una función de inteligencia social. Son ellos los que conocen la realidad de cada zona, son personas que conocen a los comerciantes y sus obligaciones”, indicó a El Universal, Jorge Domínguez, gerente nacional de Inspección y Fiscalización del Instituto Nacional para la Defensa y Educación del Consumidor y el Usuario (Indecu), de quien dependen los comités.Otras controversias. Esta polémica medida del gobierno de Chávez, en el poder desde 1999, se suma a otras no menos controversiales. Entre ellas, las nacionalizaciones en los sectores de las telecomunicaciones, la electricidad y el petróleo, las expropiaciones de terrenos considerados “improductivos”, la posibilidad de gobernar por decreto durante un año y medio a partir de enero pasado, y la no renovación de la licencia al canal de televisión RCTV. Además, el mandatario impulsa la reforma de la Constitución en la que se destaca la reelección indefinida.