Ministerio del Interior comenzará a aplicar paquete de medidas

En diálogo con En Perspectiva, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, explicó estas mejoras, que empezarán a funcionar a partir del 6 de enero de 2012. Por un lado, el jerarca señaló que el sistema de cámaras de video instaladas en distintos puntos de la ciudad, el cual ya está operativo, ahora irá acompañado por un mecanismo de respuesta. Esto se verá mejorado además por una actualización de la red de comunicaciones en que se apoya el 911 ya que la actual “es obsoleta”. Asimismo, anunció que desde el nuevo Centro de Comando Unificado también se podrá realizar el monitoreo de las cámaras existentes en siete cárceles del país. Por otro lado, se refirió a las minicomputadoras que se instalarán en los patrulleros, que permitirán recibir denuncias en el propio lugar del delito, así como al sistema de georreferenciación que tendrán los vehículos policiales, que posibilitará que se envié el coche “que esté más cerca de donde se produce el hecho” y que por lo tanto “estará en condiciones de llegar más rápido”.
Ministerio del Interior comenzará a aplicar paquete de medidas de modernización tecnológica en enero de 2012

(emitido a las 7.29 Hs.)

EMILIANO COTELO:
Hay distintas formas de destacar esta noticia hoy en la prensa aquí en Montevideo.

Últimas Noticias (título secundario): “Habrá 183 cámaras de la policía en calles y plazas de todo el país”.

La República (con gran foto de operativo de efectivos especiales realizando arrestos apoyados por blindados de los nuevos equipos del Ministerio del Interior): “Blindaje contra la delincuencia. El Ministerio del Interior apuesta a la tecnología y el refuerzo de sus medios para prevenir el delito”.

El Observador (página 3): “Los patrulleros tendrán tabletas para recibir denuncias en el lugar del delito. El Ministerio del Interior presentó también el nuevo 911 que centralizará las comunicaciones”.

El Ministerio del Interior (MI) dio a conocer ayer una serie de novedades, entre ellas el Centro de Comando Unificado desde el cual funcionarios de la Policía podrán monitorear en vivo diferentes puntos de la ciudad utilizando cámaras de seguridad. Se trata de un centro que funcionará las 24 horas y 25 efectivos por turno controlarán las imágenes registradas por las cámaras en diferentes puntos de la ciudad, especialmente en el Centro y la Ciudad Vieja. El Centro de Comando complementará las 108 cámaras instaladas en Montevideo, que están distribuidas en 44 sitios. Además habrá seis cámaras para cuatro sitios en Maldonado y nueve en lugares diferentes de Punta del Este. En Colonia, en tanto, se colocarán 14 cámaras en 12 sitios, mientras que en Salto y Rivera se estudia instalar 37 y 9 cámaras, respectivamente.

En línea está el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, con quien vamos a conversar porque estos temas de la delincuencia y cómo enfrentarla interesan mucho a la población, y cuando hay noticias de este tipo vale la pena conocer de qué se trata.

EC – ¿Por qué se anuncia ahora este paquete de cambios?

EDUARDO BONOMI:
Hace más de tres meses anunciamos que lo íbamos a anunciar ahora. Estaba anunciado que lo íbamos anunciar ahora, hasta con fecha, 14 y 15 de diciembre dijimos que lo íbamos a mostrar. Porque no se trata de anunciarlo, se trata de mostrarlo. Los patrulleros que se van a mostrar ahora de mañana en la explanada de la Intendencia de Montevideo llegaban alrededor del 30 de noviembre, y los últimos instrumentos del sistema de comunicación de este plan nuevo estaban llegando en este momento. No queríamos anunciarlo solamente, que de alguna manera anunciado ya estaba, sino que queríamos mostrarlo, y para mostrarlo teníamos que tenerlo. Ya sabíamos cuándo lo íbamos a recibir y habíamos puesto fecha para mostrarlo hace por lo menos tres meses.

EC – ¿Hay que entender que se trata de innovaciones que pueden llevarse a la práctica ahora, sobre fines de este año, en la medida en que se contó con el nuevo presupuesto, hubo un proceso de 10 meses dedicado a las adquisiciones y la organización de esta renovación?

EB ? Efectivamente. Tuvimos todo el año pasado para plantear las innovaciones y presupuestarlas en la Ley de Presupuesto, que fue aprobada y nos dieron instrumentos financieros para su adquisición. El 1º de enero de este año empezamos a trabajar, yo lo he dicho varias veces, muchas veces, en el Estado uruguayo no es fácil comprar, hay que pasar por una serie de filtros, eso demoró la adquisición, así como las contrataciones. A partir de determinado momento, junio, julio, tuvimos claro cuándo íbamos a contar con estas cosas, y ahí empezamos a anunciarlas. Algunas de las cosas que mostramos ya existían.

EC – Esa era una de las preguntas, porque por ejemplo el sistema de monitoreo mediante cámaras de video instaladas en distintos puntos de la ciudad ya existe por lo menos desde hace un par de años. Recuerdo que Rosario Castellanos estuvo en ese lugar y lo describió. ¿Qué es lo que cambia ahora?

EB – Ahora va acompañado por el sistema de respuesta. Si teníamos la posibilidad de ver pero no teníamos la posibilidad de responder, poco habíamos avanzado. Lo que ahora se instala en el Centro de Comando Unificado son las dos cosas, la capacidad de controlar y la capacidad de responder. Y además, de responder de una forma muy distinta de la que se estaba respondiendo hasta el momento.

EC – ¿Por qué distinta?

EB – Porque el sistema de comunicaciones en el que se apoya el 911 es de la década de los sesenta. En su momento fue muy moderno, pero hoy está absolutamente obsoleto y no permite una correcta comunicación en la medida que trasmite en una frecuencia y los grupos que patrullan la zona de Montevideo ?cinco grupos por zona cada? trasmiten en distintas frecuencias, solamente uno de los grupos puede recibir lo que el 911 trasmite. De ahora en adelante no solo va a haber una trasmisión que todos pueden recibir, sino que va a haber georreferenciación de los patrulleros que están en la calle, y por más que el 911 tenga la posibilidad de trasmitir en general ?puede y lo va a hacer?, va a trasmitir directamente al patrullero que está más cerca de donde se produce el hecho, que por lo tanto estará en condiciones de llegar más rápido.

EC – Además la comunicación ahora va a estar encriptada, no va a ser de acceso por los dispositivos que cualquiera puede comprar, como ocurría hasta ahora.

EB – Exactamente. No se puede entrar al sistema de comunicaciones, no se pueden oír las comunicaciones. Yo siempre digo como un elemento anecdótico que los periodistas entran al 911, todo el mundo sabe; pero eso no es lo más grave, lo más grave es que si los periodistas pueden entrar, también pueden entrar los delincuentes con cierto poder adquisitivo, por lo tanto oyen lo que la Policía habla y previenen lo que les puede pasar. Eso dificulta todo el accionar policial. Esto cambia, la orden está dada para comenzar el 6 de enero con toda la reestructura y la incorporación tecnológica, aunque de hecho se está comenzando antes. A partir del 6 de enero esto va a cambiar.

EC – Usted hablaba de cómo se modifica ahora la posibilidad de coordinación de este Centro de Comando Unificado, que es el que sigue las imágenes registradas por las cámaras de video con los patrulleros, con los efectivos policiales que se van a encargar de llevar adelante las acciones.

EB – Incluso con los policías de a pie.

EC – De todos modos, a propósito de las cámaras la pregunta era: ¿hay cámaras nuevas?

EB – La base de todo esto son las 108 que se manejan, que no se incorporan ahora. Usted leyó distintas noticias, una de ellas dice que se incorporan tantas cámaras, otra da por sentado que estaban funcionando. Lo correcto es que ya estaban funcionando. Lo que también se agrega es la posibilidad de acuerdos con los intendentes en otros departamentos y comerciantes para que las cámaras que incorporen ellos se pongan en red con el sistema. En Montevideo hay por lo menos cuatro o cinco barrios en los que también se ha hablado de hacer eso. Hay una base de cámaras puestas por el MI y se pueden incorporar las que quieran instalarse de forma privada. Hay barrios enteros y hay algún comercio emblemático o alguna empresa emblemática que ya han acordado con nosotros hacerlo. Se van a incorporar muchas más.

EC – Pero además habrá cámaras en cárceles, siete cárceles que tendrán en total 214 cámaras. ¿Esto sí es una novedad?

EB – La novedad es que se conozca, las cámaras ya estaban. Ahora se establece la posibilidad de que, además de que el control se haga en cada cárcel con las cámaras que tienen, el monitoreo se haga también desde el Centro de Comando Unificado.

Y otra de las novedades, que no está incorporada, es una intención, que vamos a cumplir en algún momento, de incorporarle al sistema un software inteligente que controla por sí solo. Yo he puesto el ejemplo de lo que sucede a veces en el aeropuerto, donde existe el sistema: si uno va a sacar el pasaje con un portafolio, apoya el portafolio en el suelo, saca el pasaje y deja el portafolio, el sistema avisa, da la alarma, porque ese portafolio puede tener algún elemento absolutamente inconveniente. Lo mismo que si alguien entra a un comercio sin un portafolio y sale con un portafolio, el sistema da la alarma y pone en alerta a la persona que está haciendo el monitoreo. Además si la persona que produce el hecho, ese sospechoso, aparece en otra cámara, que suele suceder cuando están cercanas unas a otras, también da la alerta y el propio sistema hace el seguimiento.

EC – El sistema tiene una parte automatizada, y eso tiene sus ventajas desde varios puntos de vista. Entre ellos uno que pensaba consultarle: ¿con cuánto personal se contará para seguir y analizar la información de una cantidad tan grande de cámaras?

EB – Por ahora son 25 por turno, cada uno está mirando unas cuatro cámaras, pero aunque tuviera una sola, cuando hay que prestar atención durante mucho tiempo termina desconcentrándose, entonces pueden producirse problemas. Con el software el sistema avisa que hay un problema.

EC – Volviendo al 911, a la recepción de comunicación de los ciudadanos, hasta ahora ese sistema existe y ha funcionado mal, ha sido deficitario, se han amontonado las quejas, ustedes mismos en el MI han reconocido los defectos. Ahora se lo revitaliza, incluso se le cambia de nombre, se le dice 9 1 1 (nueve uno uno). ¿Por qué de esta forma?

EB – El 9 1 1 está pensado para que también los niños que no asocian el 11 con dos unos puedan hacer las llamadas.

EC – Pero desde el punto de vista tecnológico, del servicio, ¿qué es lo que mejora ahora?

EB – Mejora la capacidad de respuesta luego de recibir el alerta, mejora muchísimo, es lo que yo explicaba recién. Pero también mejora la posibilidad de recibir la llamada en el centro, porque hay que tener claro que muchas fallas del sistema provienen de la intención de hacerlo fallar. Nosotros hemos recibido hasta 4.000 llamadas de un solo celular.

EC – 4.000 llamadas de un solo celular, ¿en cuánto tiempo?

EB – En muy poco tiempo. Además, aunque sea en dos meses, 4.000 llamadas en dos meses de un mismo celular no parece algo normal.

EC – Para usted eso es una señal de que hay alguien tratando de bloquear el sistema.

EB – De bloquear. Además está claro que en algunos casos ?no en ese caso de las 4.000 llamadas? son bromas, bromas de estudiantes. Pero esas bromas hacen que el sistema de debilite. Por otra parte existe la intención total de bloquearlo, porque mientras se llama así una persona que tiene un problema real no puede entrar. O el que quiere bloquear el sistema entra y da una alarma falsa, entonces la Policía va un lugar donde no pasa nada, y distrae la atención. Ahora cuando se detecte que hay varias llamadas de un mismo celular va a existir la posibilidad de bloquear ese celular para que no pueda entrar más al sistema. Celular o teléfono. Por otro lado va a haber mayor cantidad de líneas recibiendo las llamadas, con lo cual va a haber muchas más posibilidades abiertas.

EC – ¿Qué es esto de que los patrulleros van a contar con tabletas, con minicomputadoras para recibir denuncias en el propio lugar del delito?

EB – Es lo que decía, que por un lado se puede recibir la llamada de la central del 9 1 1 directo en el patrullero donde se produce el problema, o que está más cerca del problema, o a los cuatro patrulleros que están más cerca del problema. Por otro lado van a contar con tecnología para que cuando se les plantee un problema no tengan ni que escribir, lo toman y lo trasmiten en el momento en que se está haciendo la denuncia.

EC – ¿Eso va a evitar que el ciudadano tenga que ir a la comisaría a formular la denuncia, por ejemplo?

EB – A eso vamos, vamos a que se pueda hacer la denuncia en el patrullero, se pueda hacer la denuncia por internet, y además en el nuevo Sistema de Gestión de Seguridad Pública que dentro de algunas semanas va a estar funcionando, al menos en Montevideo y la parte más poblada de Canelones, y se va a extender en no mucho tiempo a todo el país, cuando uno haga una denuncia bastará con dar su nombre, su número de cédula y todos sus datos. Y cuando se denuncia a alguien o la Policía detiene a alguien aparecen sus datos, aparecen sus antecedentes en segundos y se trasmiten inmediatamente, en el mismo momento, a todas las comisarías del país. Hoy cuando se hace todo esto escribiendo a mano y después hay que pedir los datos de fulano de tal que fue detenido sospechoso de tal delito, demora días, y es un problema, porque no se puede mantener a la persona detenida acá días. Con el nuevo sistema en segundos aparecen los antecedentes en todo el país, lo cual agilita el trabajo policial. Eso está referido a la detención de una persona. En cuanto a la denuncia que otra persona pueda hacer, también va a estar facilitada por todo el sistema.

EC – Cuando empezábamos la entrevista usted insistió en que ya se había anticipado que sobre esta fecha se darían a conocer estas innovaciones, estos cambios, esta transformación. De todos modos, da la casualidad de que la conferencia de prensa vino a ocurrir justo a unas horas de una nueva marcha, en este caso organizada por vecinos de Pocitos, que a las 19.30 de hoy van a concentrarse reclamando paz y seguridad. ¿Qué dice a propósito de este contexto? No es la primera de estas marchas, hace pocos días ocurrió otra en Carrasco.

EB – Cuando nosotros anunciamos esto ?y creo que lo hice en su programa también? no sabíamos de la existencia de las marchas, pero cuando se hacen las marchas se sabe que nosotros el 14 y el 15 íbamos a anunciar esto, porque lo habíamos anunciado antes. Los que organizan las marchas tenían conocimiento de que el 14 y el 15 se iban a anunciar esto, nosotros cuando anunciamos esto no teníamos conocimiento de las marchas.

EC – Está sugiriendo ¿qué cosa con respecto a los organizadores?

EB – Nada, la coincidencia viene por el lado de que los que organizan las marchas sabían que nosotros íbamos a hacer esto. La coincidencia no viene por el lado de que nosotros hacemos esto porque se iba a hacer la marcha.

EC – Pero ¿qué dice a propósito de la sucesión de estas marchas?

EB – Dije también varias veces que la gente tiene derecho a manifestar lo que siente, si siente inseguridad tiene derecho a plantearlo, tiene derecho a pedir cosas con respecto a la seguridad, y también he dicho que nos están pidiendo exactamente lo que anunciamos que íbamos a mostrar a partir del 14 y el 15.

***

Transcripción: María Lila Ltaif