Ministro de Vivienda destacó medidas para solucionar efectos de inundaciones.

Carlos Colacce, ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, informó a En Perspectiva que se ha avanzado en el realojo de los asentamientos irregulares ubicados en zonas inundables, pero consideró fundamental aplicar el concepto de ordenamiento territorial para lograr una planificación de las actividades humanas sin improvisar sobre la marcha. Por otra parte, subrayó el trabajo del Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático, que en diciembre presentó su Plan Estratégico de Acción, y mostró entusiasmo por la instrumentación de políticas de largo plazo. “El concepto de desastre natural implica cierta resignación. Estos son fenómenos naturales y hay que trabajar sobre nuestra vulnerabilidad”, enfatizó.

(emitido a las 7.43 hs.)

EMILIANO COTELO:
“Deja vu”. Ese es el título que le pone el matutino La Diaria a su crónica a propósito de las lluvias de los últimos días y sus consecuencias. “Otra vez son cientos los evacuados en el interior”, agrega como complemento.

“La lluvia no da tregua en el centro y norte del territorio. Cuando varias familias se recuperaban de las inundaciones de hace unos meses y terminaban de limpiar y de reparar las viviendas afectadas al tiempo que se recuperaban los espacios públicos, nuevamente el agua lo tapó todo”.

Estas precipitaciones intensas que cayeron en buena parte del territorio desde el jueves han provocado ya la evacuación de unas 2.700 personas en Durazno, Mercedes, San José, Colonia, Tacuarembó y Paysandú.

La situación más complicada se vive en Durazno donde hay más de 2.000 desplazados de sus hogares que se suman a quienes fueron alojados por el Comité de Emergencia y a aquellos que se refugiaron en casas de allegados.

En Mercedes, capital de Soriano, el desborde del Río Negro provocó la evacuación de 252 personas, mientras que otras 350 dejaron sus viviendas voluntariamente.

***

EC – Estamos con el ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, ingeniero Carlos Colacce.

¿Tenemos que resignarnos a que cuando aparecen precipitaciones intensas se va a repetir una y otra vez esto de los centenares o miles de evacuados en algunas ciudades, por ejemplo Mercedes o Durazno?

CARLOS COLACCE:
Veamos el tema desde dos puntos de vista. Uno de ellos son los fenómenos climáticos extremos que estamos viviendo y que por las condiciones planetarias del cambio climático se están dando con mayor frecuencia e intensidad. Basta con ver lo que han sido las inundaciones de 2007, la sequía que posteriormente se dio entre 2008 y 2009, la inundación a fines del año pasado y esta otra con valores que en algunos lugares del territorio han sido históricos. Esto es un fenómeno constatado y que nos afecta fuertemente.

EC – Sí, se discutirá cuál es el origen de este cambio climático, si tiene que ver o no con las emisiones de gases de efecto invernadero, etcétera, pero que se está dando esta transformación es un hecho. Puede ser consecuencia del ciclo natural de los cambios, que es otra teoría, ¿no?

CC – No, esa teoría hoy por hoy prácticamente no es defendida en ningún lugar del planeta. Pero efectivamente eso se está dando y va a ser así durante las próximas décadas. Es un fenómeno que realmente debe preocuparnos.

EC – Teniendo en cuenta eso, ¿cómo puede ser que en nuestro país sigamos arrastrando los problemas que históricamente hemos tenido por el hecho de que se permite construir en lugares de las ciudades donde los ríos y arroyos, suelen crecer?

CC – Históricamente tenemos situaciones que nos han generado muchas vulnerabilidades frente a estas inundaciones –y también las sequías– y es ahí donde debemos trabajar, en reducir las vulnerabilidades.

El concepto de desastre natural es un concepto que hay que sacar del medio porque implica cierta resignación. Estos son fenómenos naturales y hay que trabajar sobre nuestra vulnerabilidad para que no sean desastres naturales.

El terremoto que sucedió en Haití no hubiera generado las mismas víctimas si hubiera sido en Los Ángeles. Es ahí donde hay que trabajar con políticas, muchas de ellas de largo plazo. En este período de gobierno se ha emprendido un importantísimo camino generando líneas de trabajo con políticas de largo plazo, como esto debe implicar.

EC – Estamos hablando de ordenamiento territorial.

CC – Entre otras cosas, el ordenamiento territorial es fundamental. Usted hoy hablaba sobre la construcción en zonas inundables, eso no hubiera sucedido si –por más que lo que digo es una utopía– este país hubiera iniciado sus desarrollos urbanos con una ley de ordenamiento territorial como la que tenemos hoy, que permite planificar para que luego las actividades humanas se hagan sobre esa planificación y no viceversa, como se ha trabajado históricamente, improvisando en el territorio de acuerdo a las necesidades o los requisitos que van surgiendo.

Mucha gente dice que hay asentamientos irregulares en zonas inundables y es cierto, pero la mayoría de los evacuados –el mejor ejemplo quizá sea lo que sucedió en Salto en diciembre– están en la trama formal de la ciudad. Efectivamente son viviendas que están construidas en zonas inundables, nunca debería haber sido así y hoy tampoco estamos en condiciones de plantear realojar viviendas que están en el sector formal.

EC – Hace unos días entrevistábamos a la arquitecta Isabel Viana, que de estas cosas conoce mucho, y cuando yo decía al pasar que “los ríos y arroyos se desbordan” ella me corregía con una pregunta: “¿Y no será que en realidad las que se desbordaron fueron las ciudades?”, es decir, que las ciudades se extendieron donde no debieron haberse extendido.

CC – Es exactamente el mismo concepto que estamos manejando. Con un trabajo de planificación territorial obviamente las circunstancias actuales no serían esas. Por supuesto que el Estado tiene que trabajar muy fuerte en los realojos de los asentamientos irregulares que están en zonas inundables, que obviamente no permiten regularizaciones. Se ha avanzado bastante en eso y por supuesto que hay que seguir trabajando…

EC – …usted dice que se ha avanzado, ¿qué ejemplos concretos puede manejar?

CC – Por ejemplo la situación de Durazno. Si vamos a cotejar –se puede constatar con las autoridades municipales– lo que ha sido la inundación en 2007, todos los realojos que implicó y que al día de hoy se han realizado y que no están sufriendo esta inundación actual. Estoy hablando de los asentamientos irregulares.

En este momento, por más que todavía no se han finalizado los trabajos, en Mercedes ya se están realojando 400 familias. Estamos hablando de 400 familias en la población de Mercedes, es como que acá hubiera un realojo de más de 10.000 familias.

Lo mismo en Salto, en Paysandú, que son ciudades que últimamente han sufrido estas inundaciones. Entonces hay avances importantes, pero hay que seguir trabajando porque el tema de los realojos tiene además muchos componentes sociales; no sólo es trabajar en los realojos sino en evitar que se sigan formando asentamientos. Esa es una de las líneas de acción. La Ley de Ordenamiento Territorial sin duda ha dado una pauta de largo plazo a trabajar en este sentido.

Otro tema muy importante es todo lo que se ha trabajado dentro del Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático (SNRCC), que presentó en diciembre su Plan Estratégico de Acción (PEA) donde por supuesto está implícito reducir nuestras vulnerabilidades frente a estos fenómenos climáticos adversos que tantos problemas traen.

EC – ¿Qué es lo que se está haciendo en términos prácticos en esta segunda línea de trabajo?

CC – El SNRCC fue creado por el presidente de la República en mayo y, tal cual estaba previsto, en diciembre se presentó el PEA, un plan de acción que además lo interesante que tiene es que es transversal, interinstitucional, con ministerios y Congreso de Intendentes que actúan en este sistema nacional. Este PEA, que ahora va a ser incluso publicado con un prólogo firmado por el presidente de la República, queda planteado como herencia para que el próximo gobierno –obviamente si está de acuerdo en sus criterios– lo implemente en el Presupuesto Nacional y lo lleve adelante, incluso con la eventualidad de crear cierta institucionalidad que implicaría esa transversalidad de acciones.

En cuanto a las líneas principales de acción para reducir estas vulnerabilidades, hay un plan nacional de recursos hídricos. Pensemos además esto especialmente en lo que pueden ser las sequías, para que el agua esté donde tiene que estar en esos momentos, en un país en que abunda el agua pero donde debemos tener en cuenta los reservorios suficientes para las épocas de sequía.

Los planes de drenaje pluvial. A veces las inundaciones se provocan por crecimiento de los ríos pero muchas veces, como sucedió la semana pasada en Paysandú, por lluvias muy intensas que no permiten drenar las aguas. Si bien son inundaciones más puntuales, más cortas en tiempo, son igualmente dramáticas.

También lo que es la adaptación de agricultura, mantener esta línea de acción del cambio de matriz energética a energías renovables no convencionales.

Y especialmente siempre va a haber que estar trabajando en reforzar los planes de contingencia. El Sistema Nacional de Emergencia en estos años ha tenido una modernización y un fortalecimiento brutal: se han creado los comités nacionales de emergencia, que hay que ver lo bien que trabajan. Evidentemente esa es una línea fundamental porque por más que se trabajen todas las precauciones siempre hay que tener los planes de contingencia lo más ajustados posibles.

EC – En estas distintas líneas de acción que usted ha mencionado, ¿cómo se da la interacción entre Poder Ejecutivo y gobiernos municipales?

CC – Yo diría que muy bien. Por supuesto que los gobiernos municipales…

EC – …¿hay coordinación –sería lógico que existiera– en esta materia?

CC – Existe. A nivel del SNE los comités departamentales tienen una interacción realmente muy fuerte que viene trabajando muy bien. Yo tuve oportunidad de vivirlo en las últimas inundaciones departamento a departamento y la acción era muy coordinada. Hay muchas acciones más que…

EC – …eso en cuanto a la acción de los comités de emergencia, ¿y en cuanto a la intervención en busca de soluciones de fondo?

CC – Los trabajos a nivel de planes de ordenamiento territorial. El director nacional de Ordenamiento Territorial, Manuel Chabalgoity, ha hecho una patriada, ha organizado un sinnúmero de reuniones, con un plan de capacitación de los técnicos municipales para elaborar sus planes de ordenamiento territorial, financiado por el propio Ministerio. Además están obligados a hacerlo por ley, si no lo hacen paralizan el desarrollo del propio departamento. No se puede implementar una industria en determinado lugar si no está de acuerdo al plan de ordenamiento territorial; si no existe plan de ordenamiento territorial, la industria no se puede implantar.

Hoy la ley genera acciones muy fuertes y obligatorias, totalmente vinculantes, para que estas acciones se lleven adelante. Y esto en una fuerte interacción con las intendencias, los intendentes lo han entendido; por supuesto que las reacciones o los acciones que han implementado distintas intendencias se dan a distintos ritmos, de acuerdo a sus capacidades, pero la interacción se ha dado muy fuertemente.

Otro tema muy importante es la creación de los comités de cuencas, que está implícito en una ley que se ha implementado que es la que reglamenta el artículo reformado de la Constitución, con la reforma del agua. Esto obviamente también está muy ligado al manejo de las grandes crecientes. Por más que hay algunos ríos internacionales que obviamente no los vamos a resolver con esa ley, sí podríamos con las inundaciones en el centro del país. El manejo a través de comités de cuenca es una cosa totalmente nueva en nuestro país, también está obligado por ley y se están empezando a crear. Cada una de las cuencas hidrográficas serán manejadas de acuerdo a una forma integrada con los usos del agua de esa cuenca, con todos los protagonistas integrados en esa cuenca, en una gestión participativa. Además permite llegar a un concepto donde cada uno de los usuarios y pobladores de esa cuenca sabe sus derechos y obligaciones frente a cada uno de los eventos extremos. Permite administrar de la mejor forma tanto las sequías como las inundaciones.

EC – Es interesante este mapa que usted ha trazado de las distintas líneas de acción que están en marcha…

CC – …sí, se ha generado una normativa excepcional, pero lo más interesante es que se están pensando políticas de largo plazo, cosa que realmente hace muchísimos años no sucedía en este tema.

***