Misión de la OIT llegará al país recién después de mitad de año.

La jefa del gabinete del director del organismo, María Angélica Ducci, llegó ayer a Uruguay y se reunió con las partes involucradas en el diferendo por el cual una delegacón de la OIT visitará Uruguay. La información obtenida en las reuniones con el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, con el presidente de la Cámara de Comercio, Alfonso Varela, y con el coordinador del PIT-CNT, Juan Castillo, será directamente trasladada a Somavía para ponerlo al tanto de la situación antes de su llegada al país.
En las tres reuniones, las partes dieron su visión a la jerarca sobre la situación de las relaciones laborales en el país. El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo a El Observador que quedó «extremadamente satisfecho» con la reunión. Dijo que Ducci «manifestó su agrado por la invitación del gobierno al director general de la OIT, reafirmó la voluntad del organismo de promover el diálogo y afirmó que la OIT no vendrá al país a señalar errores sino a dar apoyo técnico que contribuya al diálogo entre las partes».

El ministro agregó que, según la jerarca, «la OIT tiene la mejor imagen de Uruguay en materia laboral».

Durante la conversación, Ducci indicó al ministro que la invitación del gobierno «seguramente» no ha llegado aún a Somavía porque se encuentra de licencia. E intercambiando sobre la eventual fecha de visita, la jerarca advirtió que en el organismo están abocados a la preparación de la Asamblea Anual de junio, por lo que la visita sería posterior a ese evento.

Brenta aseguró que la directora «no hizo ninguna apreciación sobre el caso» que enfrenta al gobierno y a los empresarios, y por el cual la OIT visitará Uruguay.

«La directora advirtió que la misión será de carácter técnico y manifestó que tiene pleno conocimiento de la informacion que el gobierno ha remitido permanentemente al organismo», dijo Brenta.

Todos conformes

Fuentes empresariales consultadas por El Observador prefirieron no profundizar en el contenido de la entrevista, pero señalaron su satisfacción por el encuentro con la jerarca. «Se confirmó que habrá una misión técnica y que sería después de junio», señalaron las fuentes. «También se confirmó que se respetarán los lineamientos del Comité de Libertad Sindical», agregaron.

Este comité de la OIT fue el que pidió al gobierno poder enviar una misión de contacto al país, luego de las denuncias efectuadas por el sector empresarial sobre la ley de Negociación Colectiva.

Desde el movimiento sindical, el coordinador Juan Castillo también se mostró conforme con la reunión. «Quería escuchar nuestra opinión sobre la marcha de las relaciones laborales y la negociación colectiva. Dimos nuestra postura sobre la actitud del sector empresarial con respecto a las denuncias que realizaron en el organismo, que creeemos están fuera de lugar», dijo Castillo a El Observador.

El dirigente también dijo a la jerarca que le «sorprende que el Comité de Libertad Sindical haya atendido esa denuncia, mientras la OIT siempre defiende y proclama las relaciones laborales en Uruguay».

Castillo indicó que Ducci le respondió que la dirección política de la OIT y el Comité de Libertad Sindical «tienen autonomía» entre sí.