Montecon crece: ya maneja el 43% de los contenedores. Desafío.

La Montecon es una empresa operadora pionera que viene actuando desde fines de los años 80 bajo parámetros de constante crecimiento y mejora continua, cuya presencia y actividad ha contribuido a lo largo de estos años a prestigiar el puerto de Montevideo y colocarlo en vitrina internacional. Operando en los muelles públicos, con cinco grúas móviles inteligentes y una inversión acumulada de 75 millones de dólares en equipamiento, tecnología, capacitación y pago por uso de infraestructura portuaria, logró en el año 2009 manejar más del 40% del movimiento de contenedores por el puerto de Montevideo y operar con casi la totalidad de los armadores que aquí operan. Así lo expresó el Ing Juan Olascoaga, gerente general, en una entrevista exclusiva para El País.

«Cuando todos los puertos del mundo -dijo- acusan decrecimientos operativos del 20 al 30% y Montevideo un 12%, nuestra empresa logró mantener su movimiento e inclusive incrementarlo en base a una clara vocación de servicio al cliente, excelencia operativa, y capacidad de gestión aún en condiciones de competencia desiguales. Más aún, Montecon creció porque trajo nuevos negocios de trasbordo al puerto de Montevideo provenientes del Sur argentino y Paraguay; en este rubro específico crecimos un 8% por lo que ahora tenemos un mix de carga 50% trasbordos y 50% carga local. Al cierre del 2009 los números muestran que movilizamos 150 mil contenedores y TCP 200 mil lo cual da un total 350 mil cajas equivalentes a 595 mil teus para el puerto de Montevideo».
Montecon es una empresa con antecedentes y experiencia de gente que se dedica a los negocios de operaciones portuarias y están en el tema marítimo como dijimos por decenas y decenas de años.

«Hemos alcanzado con nuestras cinco grúas móviles una excelente productividad -dice Olascoaga en otra parte de la entrevista- que le asegura al buque un tiempo razonable de permanencia en puerto. Incluso somos un excelente buffer entre el puerto de Buenos Aires y las próximas ventanas en puertos del Brasil. Este excelente servicio a satisfacción del cliente, está sustentado por un fuerte «know how» en lo que hacemos y por una marcada vocación de servicio y atención al cliente. Estamos hablando no sólo de grúas y equipos sino también de recursos humanos altamente preparados, comprometidos en la idea de servir al barco y al armador y a los cargadores, transportistas, y despachantes».

Otro de los conceptos del Ingeniero Olascoaga se centra en el proyecto macro de su empresa. «En nuestras actividades el centro de nuestros intereses ha sido prestigiar al Puerto de Montevideo, apoyando el concepto de puerto «hub» de la región, y dando dura competencia a los puertos de la región para beneficio de los armadores y del comercio exterior del Uruguay.

No menos importante ha sido nuestro aporte por concepto de obligaciones contractuales y tratándose de cánones hemos oblado a la ANP este pasado año, 6 millones de dólares por el uso de áreas de almacenaje y tasa de puerto.

FACTOR HUMANO. Siempre nos hemos referido a los recursos humanos para esta actividad como muy valiosos y aquí Olascoaga se detiene para destacar la relación de la empresa con su personal. «Montecon da trabajo a más de 500 personas altamente calificadas y de gran idoneidad técnica. Como es una actividad de constantes requerimientos y tecnologías cambiantes, estamos fuertemente invirtiendo en el factor humano y gran parte de nuestro presupuesto se vuelca en su capacitación y entrenamiento local e internacional».

OTRA TERMINAL. Montecon apoya enfáticamente la necesidad de una segunda terminal de contenedores, entendemos que es vital para la competencia y competitividad del puerto de Montevideo y de nuestro comercio exterior. Este es nuestro sueño y desafío, poder competir en igualdad de condiciones. Respecto al proyecto y subasta del mismo para el próximo mes de marzo, nos preocupan algunos puntos, ya planteados en el ámbito correspondiente y que son muy sensibles a la viabilidad del mismo. Por ello es que desde hace meses estamos trabajando con nuestros mejores recursos y especialistas internacionales en el análisis del mismo a efectos de evaluar su viabilidad técnica, economía y financiera. De todos modos al día de hoy no podemos adelantar nada más, dado que aún estamos manejando cifras preliminares y no tenemos la cifras finales del proyecto.

Más allá de la segunda terminal -agregó- si hablamos de Montevideo como puerto «hub» regional, requerirá fuertes inversiones en dragado, y mantenimiento de los canales, reformulación de sus áreas de acceso para descomprimir el interior del recinto portuario, el traslado de la flota pesquera a Capurro, un servicio de trenes desde y hacia los puntos de carga del país, facilidad de trámites aduaneros, etc.

En fin, somos optimistas sobre el futuro del puerto de Montevideo y en Montecon nos sentimos comprometidos con el mismo, invirtiendo y compitiendo con otros en la entrega de servicios de calidad al comercio marítimo, con tarifas competitivas e indicadores operativos eficaces y eficientes, todo ello apostando a un Uruguay productivo, más próspero y sustentable».