Monumentos se apagaron para alertar sobre cambio climático

La iniciativa, promovida por la asociación «Alianza por el planeta», ocurre en momentos de alta conciencia ecológica, al menos a nivel de encuentros, en Europa. Ayer culminó la reunión de los 500 especialistas del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por la sigla en inglés), cuyo informe final, el que es presentado poco menos que como la «Biblia» del medioambiente, será dado a conocer hoy en París.

Este nuevo informe, según trascendidos, es más pesimista que el anterior, publicado en 2001. El efecto de las emisiones de las actividades humanas sobre el aumento de las temperaturas es cinco veces superior respecto del de la actividad solar, que es el factor natural de variabilidad del clima.

Más calor. Las emisiones de gases de efectos de invernadero provocarán que el recalentamiento del planeta estará en un margen de entre 1,8 y 4 grados Celsius de aquí a fines de este siglo.

Una de las consecuencias más evidentes de esta alza de la temperatura será el impacto en los mares y océanos del globo que subirán entre 19 y 58 centímetros al terminar el presente siglo, según las proyecciones de los científicos aprobadas ayer.

El cambio climático se traducirá en grandes sequías, inundaciones, ciclones y el aumento del nivel del mar, aunque los expertos aún no pueden vaticinar cuánto hielo perderían la Antártida y Groenlandia.

A su vez, el calentamiento de los océanos traerá consigo la muerte de los corales, gracias a los cuales muchas islas atraen a los peces; la disminución de lluvia afectará a los recursos de agua potable y la elevación del mar hará desaparecer islas y superficies fértiles costeras.

culpa. Uno de los objetivos de los expertos, unos 500 de 113 países, era consensuar una declaración en términos «fuertes». Según trascendidos, el texto a presentar hoy indicará que el calentamiento global es «muy probablemente» causado por las actividades humanas.

Ese término, «muy probablemente», significa que el 90% del calentamiento global se debe a la acción del hombre.

La IPCC fue creada por la ONU, aunque no es una organización al estilo de la UNESCO o UNICEF. Hoy y mañana, ministros, científicos y activistas de 60 países se congregarán también en París para impulsar la formación de una entidad de Naciones Unidas sí dedicada al Medio Ambiente.

Esta es una iniciativa del presidente francés, Jacques Chirac, a la que respondieron casi todos los países de la Unión Europea. La reunión culminará el sábado con el denominado «llamamiento de París».

Sin embargo, la idea choca con la ausencia de Estados Unidos o China, grandes países contaminantes, así como Brasil, India o Sudáfrica, y una mínima representación de Rusia. Eso hace temer que toda declaración que se haga se limite a buenas intenciones y no a resultados concretos.

Chirac, al menos, es optimista. Su afirmación sobre el cambio climático de 2002, en Johannesburgo, en la que dijo «la casa (la Tierra) está ardiendo», ahora tiene un agregado: «Tengo la impresión de que la gente empieza a pensar: `¿dónde están los extintores?`».