Moody´s mejora nota de la deuda brasileña

La agencia de calificación financiera estadounidense Moody´s resolvió ayer elevar la nota de la deuda soberana de Brasil en reales y moneda extranjera de Ba2 a Ba1.
En la escala de clasificación de riesgo de Moody´s, Brasil está a un escalón de la «categoría de inversión» (investment grade), que marca la salida de un país de la calificación de colocación especulativa.

A su vez, mejoró el techo para los bonos brasileños en moneda extranjera al rango Baa3, lo que constituye la primera vez que esa calificación es elevada a grado de inversión.

El corredor de bolsa Pablo Montaldo dijo a El Observador que la suba de la calificación de la deuda de Brasil se debe a que los “buenos indicadores macroeconómicos”, como la estabilidad de las cuentas públicas, el control de la inflación, y la reducción del peso de la deuda en relación al Producto Bruto Interno (PBI).

Según un comunicado de la calificadora de riesgo, esta decisión refleja «la mejoría del perfil general de la deuda del gobierno, la expectativa de reducción más rápida de los indicadores de deuda del gobierno en un futuro próximo y la esperada continuación del fortalecimiento de los indicadores de la deuda externa».

En tanto, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo De Rato, calificó ayer en una rueda de prensa en Brasilia como “significativo» el hecho de que la nota de Brasil sea aumentada en medio de una crisis de crédito internacional impulsada por el mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.

«El hecho de que todas las agencias de rating sitúen a Brasil a un movimiento del ´investment grade´ es positivo y en ese sentido tenemos una gran confianza en la evolución macroeconómica del país, el perfil de la deuda y el mantenimiento de una política fiscal conservadora en el sentido del superávit primario», expresó Rato.

La máxima jerarquía del FMI señaló que todos estos elementos, además de «la credibilidad de la política monetaria» brasileña, «ayudarán a Brasil a obtener el “investment grade”.

La principal economía latinoamericana quedó entonces un escalón por debajo del grado de inversion en un momento en que sus ingresos en dólares son utilizados para cancelar las obligaciones de deuda externa.