MSP amplía la cobertura del Hospital de Bella Unión para los socios de mutualistas

A través de esta medida, las autoridades pretenden que todos quienes sospechen tener hepatitis A, sin excepción, consulten al médico.
“El relevamiento puerta a puerta permitió detectar que muchos socios mutuales no consultaron por los costos que ello implica”, dijo el Director General de la Salud, Diego Estol, a Últimas Noticias.
En tanto, el director del Hospital de Bella Unión, Lidio Pinato, aseguró que esta decisión, que cuenta con el apoyo de todos los funcionarios del centro, se tomó en vista de las “dificultades” que tienen “muchos afiliados por Disse que son trabajadores”.
Pinato aclaró que esta resolución implica atención y análisis gratuitos para todos los pobladores de Bella Unión, “pero solamente en lo relacionado con la hepatitis”.
Estol visitó este fin de semana en Bella Unión junto al titular del MSP, Conrado Bonilla con el propósito de realizar ajustes de coordinación y evaluar la situación del brote epidémico de hepatitis A, que desde setiembre a la fecha ha afectado a 213 personas según los registros oficiales. Sin embargo, las autoridades estiman que el brote alcanzó a un total de 300.
Consultado sobre cómo definiría el estado actual de la epidemia, Estol prefirió no arriesgar opinión hasta tanto no estén procesados todos los datos relevados por los voluntarios durante este fin de semana.
En este sentido, Pinato dijo que uno de los hechos incuestionables es que “siguen apareciendo casos nuevos y, por lo tanto, se deben continuar con las medidas preventivas”.
Además de Bella Unión, las autoridades recorrieron las capitales departamentales de Artigas y Rivera y la localidad de Tranqueras. Estol aseguró que en estos casos la situación está controlada, pero señaló que en Artigas también se realizó un estudio casa por casa para detectar cuál es el origen del foco y captar a los enfermos aún no notificados.

RELEVAMIENTO AUTOMÁTICO

Tras haber detectado en el trabajo puerta a puerta en Bella Unión y su periferia más de 100 casos que no estaban notificados, la cartera, con la colaboración de un grupo de voluntarios, envió a estos hogares un equipo conformado por un médico y una enfermera para hacer un diagnóstico preciso.
En los casos sospechosos, donde aparecían algunos de los síntomas de la hepatitis, la enfermera tomó muestras para confirmar o no el caso. Asimismo, se insistió sobre las medidas preventivas para evitar la diseminación al resto de los componentes de la familia.
El comité de emergencia local decidió continuar con las medidas adoptadas la semana pasada, como mantener cerradas las piscinas públicas, clubes deportivos, discotecas y prohibir la organización de bailes, fiestas, partidos de fútbol y todo tipo de actividades que concentren importante número de personas.
La detección de casos no notificados ha hecho que el MSP esté evaluando con los técnicos ministeriales y el profesor de la Cátedra de Infectología de la Facultad de Medicina Eduardo Savio la posibilidad de iniciar una campaña de vacunación en Bella Unión para detener el brote.
A estos efectos, las actuales jerarquías se encuentran en “comunicación permanente” con los futuros integrantes de la cartera que asumirán funciones el 1° de marzo próximo.
“Ahora estamos evaluando desde el punto de vista costo-beneficio lo que implica una campaña de vacunación, porque un plan de este tipo, que implica coberturas importantes a nivel nacional, significa montos importantes de dinero”, subrayó Estol.