Mujica define hoy hasta dónde podrán llegar los sindicatos. Crisis educativa

Hoy, en la tercera reunión para un acuerdo en educación entre el presidente José Mujica y los líderes políticos, el primer punto de la agenda será la modificación de la representación política en la conducción de la enseñanza. En el último encuentro a fines de diciembre, Mujica se comprometió con los líderes políticos a presentar en la reunión de hoy una propuesta para modificar la correlación de fuerzas en la dirección de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

El Frente Amplio está dispuesto a aceptar la propuesta de Mujica para otorgarle doble voto al presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) y a los directores generales de los órganos desconcentrados de la ANEP, aunque en la coalición entienden que esa no es la solución de fondo para resolver el problema de la educación.

Por su parte, la delegación del Partido Nacional, que estará conformada por Luis Alberto Heber (Unidad Nacional) y Jorge Larrañaga (Alianza Nacional), espera que Mujica les anuncie los cambios de jerarcas en la educación, para poder sellar el acuerdo.

Heber adelantó a El País que harán conocer al gobierno que el Partido Nacional espera que esta vez «se honren los compromisos» de un documento de entendimiento, porque ya hay «antecedentes» en sentido contrario, en referencia a los acuerdos de la comisión multipartidaria de 2010.

Los nacionalistas pretenden también que la conducción política vuelva a tomar las riendas de la enseñanza.

En tanto, el líder colorado Pedro Bordaberry dijo que en la reunión de hoy, «el punto número uno» para su fuerza política «es retomar la conducción política de la educación». «Vamos a esperar una respuesta del gobierno y del Frente Amplio», sobre este aspecto, relató Bordaberry. «Para nosotros es vital, porque podemos hacer todos los acuerdos que sea, pero si para aplicar el plan Pro-Mejora, que es un plan piloto y está contenido en la ley de Presupuesto Nacional aprobada por todos, se tiene que juntar el presidente con toda la oposición, todo el sistema político uruguayo, así la educación no va a poder caminar», sentenció el líder de Vamos Uruguay.

El líder del Partido Independiente, Pablo Mieres, coincidió en que «lo importante» de la reunión de hoy «será la propuesta que el presidente haga en materia de autoridades de la educación». Mieres indicó que reiterará el planteo de que «los consejeros electos por los docentes no tengan voto» en los organismos de conducción de la ANEP.

Además de este tema, se considerarán en la reunión los documentos que elaboraron las dos comisiones técnicas sobre autonomía de los centros educativos y universidad tecnológica. El ministro Ehrlich presentará un documento sobre el estado de avance de las obras de infraestructura en la ANEP.

Carta de un amigo. En el primer Consejo de Ministros de 2012 ayer en la estancia presidencial Anchorena, Mujica mencionó a la enseñanza como el principal tema. Dijo que será un año crítico en ese sentido y en el que habrá problemas.

Tras la exposición del ministro Ehrlich -quien fue optimista respecto a llegar a un acuerdo multipartidario en la reunión de hoy con la oposición-, Mujica leyó una carta que dijo le envió días atrás un «amigo» frenteamplista, que expresaba criticas a los corporativismos en la educación y a quienes resistieron el plan Pro-Mejora. La carta también remarcaba que el punto central es decidir entre el «cambio» o el «inmovilismo».

La lectura de la carta fue la manera que el presidente eligió para dar una señal de su pensamiento sobre el debate que se da en la educación.

Inmediatamente después, el vicepresidente Danilo Astori afirmó que suscribía plenamente el contenido de la carta, añadieron las fuentes.

En tanto, aunque el Frente Amplio no obstaculizaría el cambio que plantea Mujica en la gobernabilidad de la educación, la fuerza política no tiene una posición orgánica al respecto.

El diputado José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay) señaló que «la medida se puede acompañar y va en la dirección correcta para otorgarle más incidencia a la conducción política. Aunque no es la medida que nosotros tomaríamos, estamos de acuerdo con ella».

En los mismos términos, la senadora suplente Alicia Pintos (Partido Comunista) dijo a El País que se puede aceptar la propuesta de Mujica, pero indicó que en su opinión no se necesita el doble voto del presidente del Codicen.

El diputado socialista Roque Arregui, explicó que no tiene ningún inconveniente en otorgar el doble voto si es necesario. Sin embargo sostuvo que «en este momento no es el problema que tiene la educación, porque los delegados docentes no han trabado ninguna resolución del Codicen».

El legislador argumentó que «cuando se generó un problema entre el Codicen y Secundaria los delegados docentes no tuvieron arte ni parte al problema que se suscitó».

Por lo que concluyó que en este momento «no se necesita» la modificación.