Mujica dijo que discutirá con aquellos que tengan ‘los dedos de marqués’

En su calidad de ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, José Mujica, advirtió ayer que no va a tolerar los lobbies de las gremiales del sector agropecuario y reveló que «hay una gremial que según mis cálculos tiene unos cuarenta o cincuenta cargos, pero son de esas gremiales que ponen: ¡Por Favor, achiquen los costos del Estado!. Y como nosotros tenemos memoria, a cada cual le vamos a recordar su sopa».

Mujica dijo que les va a decir a sus interlocutores que «hay que laburar. Les voy a mirar las manos y la nariz. Si tiene la nariz colorada, anda en el tractor. Y si tiene los dedos gruesos, ha trabajado. Ahora, si tiene dedos de marqués, vamos a discutir.»

Asimismo, Mujica informó en radio Carve que ya tiene solicitadas entrevistas tanto de parte de la Asociación como de la Federación Rural.

DE ACUERDO. Mujica, que en su gestión estará acompañado por Ernesto Agazzi en la Subsecretaría, sostuvo por otra parte que quedó satisfecho al conocer a los integrantes del nuevo gabinete ministerial que asumirá con el gobierno electo, y fue consultado también acerca del momento en el que llega a ese Ministerio, cuando el sector ganadero y agropecuario se encuentra en alza.

«Estoy satisfecho, sí; falta mucho todavía, otras yerbas, otras cartas», sostuvo el conductor del MPP y líder histórico del movimiento tupamaro.

Con respecto a las designaciones del presidente electo Tabaré Vázquez, estimó que hay frecuentemente «una visión muy equivocada».

«Si usted se mete en la cuestión electoral y en la cuestión política, se supone que está peleando por las ideas que lleva adentro, y las ideas no caminan solas por el mundo, las ideas caminan en la cabeza de gente, de cristianos reales, de huesos y carne, entonces alguna gente dice ‘se pelean por los puestos’; no, no, se pelea por las ideas, pero para llevar adelante determinadas ideas uno confía más en unos que en otros, porque tiene una consustanciación con ella», puntualizó.

EL CASO POMI. Consultado sobre si el economista Guillermo Pomi será finalmente el presidente del Banco República, el próximo titular de Ganadería respondió lacónicamente: «Veremos, pienso que sí».

El futuro ministro de Ganadería sostuvo que en el ministerio que encabezará «hay cosas pendientes desde hace mucho tiempo. Es un ministerio que supo tener 14 mil trabajadores y tiene 2.200. Ha sufrido transformaciones muy serias, igual la plata se sigue gastando pero de otra manera. No necesariamente es más barato, tiene menos gente», explicó.

Finalmente, al ser interrogado sobre si eso es bueno o es malo, respondió que «las dos cosas. Puede ser bueno y puede ser malo. Las dos cosas».