Mujica dijo que si en reforma hay errores se van a corregir

Pese al apoyo al nuevo régimen tributario, Mujica admitió que es posible «que haya errores» y aseguró que éstos «se corregirán» sobre la marcha.

Entrevistado en el programa «De igual a igual» de canal 4, afirmó que «la reforma tributaria no es un invento de (Danilo) Astori, hace como 20 años que estamos diciendo que íbamos a aplicar el Impuesto a la Renta (de las Personas Físicas)».

Consultado sobre si se imaginó que iba a haber caceroleos contra el gobierno del Frente Amplio, como ocurrió en Pocitos el domingo en protesta por el IRPF, Mujica respondió «¿y por qué no?».

«¿Por qué la gente de Pocitos y de Carrasco no tiene derecho a agarrar unas cacerolas y a protestar cuando siente que le meten la mano en el bolsillo y les duele? Es humano, yo lo entiendo, porque este gobierno dijo que le iba a cobrar al que tenía más», afirmó.

«También ha dicho el equipo económico, y yo lo comparto, que si se le va la mano va a ir arreglando, va a ir rectificando», agregó.

Para Mujica «en una sociedad hay intereses que son encontrados». «Si yo aflojo para este lado, si corto el tocino gordo pa` un lado, el flaco es p`al otro» (sic) expresó.

El ministro aseguró que «hemos tenido sistemas impositivos que siempre castigan proporcionalmente más al débil. Intentamos cambiarlo, no es sencillo y es posible que algún error cometamos».

El líder del Movimiento de Participación Popular se refirió al anterior IRPF que rigió en Uruguay desde 1961 ideado por el ministro de Hacienda de la época, Juan Azzini y derogado por su par en 1974, Alejandro Végh Villegas. «Hay un fantasma en esto (…), cuando los blancos ganaron se aplicó el Impuesto a la Renta. Pero no dio resultado en la caja, se le escapaban por todos lados. Y el Estado tenía que pagar y entonces fue variando», recordó.

Mujica dijo que «con aquella experiencia histórica esta puesta a punto no quiere que el país quede descalzado, ¿ta? Seguramente que el equipo económico va a ir haciendo cambios sucesivos a favor del contribuyente. Porque lo que no quiere un cajero es quedarse desfondado, es un problema natural».

En la Asociación Rural del Uruguay (ARU) se sostiene, por ejemplo, que un análisis comparativo entre el sistema actual y el futuro, realizado sobre la base del ejercicio 2005, mostró que habrá un incremento de aproximadamente 23% en la presión fiscal al sector.

El presidente de la ARU, Guzmán Tellechea, dijo a El País Agropecuario que «según los números de nuestra Dirección de Estudios Agroeconómicos, habrá un aumento en la presión fiscal, de aproximadamente 23%, según un análisis que hicimos, con el régimen actual y con el régimen propuesto, sobre el ejercicio 2005».

Tellechea explicó que «eso nos está dando que pasaríamos de un 10,3% del Producto Bruto agropecuario, que fue lo que aportó el agro en el año 2005, al 12,66%».

En tanto, en la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) se afirma que «no debería haber un aumento de la presión impositiva, en absoluto».