Mujica dio un gran paso al rebajar los frigoríficos el asado un 23%

La propuesta del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), José Mujica, de abaratar el asado, dio ayer un gran paso cuando representantes de la industria frigorífica comunicaron que rebajarán un 23% el precio de ese corte popular. La medida se aplicará al asado de 13 costillas –sin pulpón– a partir de mañana y por 60 días, informó a El Observador el presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Alberto González.
Por su parte, el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Alfredo Fratti, quien recibió la noticia y se la comunicará hoy a Mujica, dijo a El Observador que la propuesta de los industriales “es razonable y se acerca bastante al precio” que pretendía el gobierno, que seguramente la aceptará.

Ahora, para conocer el impacto de la rebaja y el precio al que se venderá ese corte popular a los consumidores uruguayos restan las negociaciones con las gremiales de carniceros y una posible reducción de impuestos, una variable que está en manos del gobierno.

Fratti dijo que “ahora retomaremos el diálogo con los carniceros para que el descuento que hacen los frigoríficos no se diluya”, en alusión a que los comerciantes deberán limitar sus ganancias.

El presidente de INAC valoró que los frigoríficos “garanticen un precio por 60 días” y agregó que “también se mantendrá la calidad del corte y el volumen para que no escasee”.


“El máximo esfuerzo”. La rebaja del precio del asado de 13 costillas –sin pulpón– se aplicará a partir de mañana, independientemente de que sea aceptada o no por el gobierno, dijo González.

El presidente de la CIF remarcó que esta decisión, adoptada en conjunto con la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (Adifu) y comunicada ayer al presidente de INAC, es el máximo esfuerzo que puede hacer la industria.

El precio fijado, que es muy aproximado al valor solicitado por el gobierno, fue de $ 24,52 el kilo más $ 5,48 de impuestos, es decir, $ 30 el kilo puesto en las carnicerías. El valor de los impuestos surge de aplicar el 14% de IVA, el 3% de Cofis, el 1% de FIV y el 0,7% de INAC.

Luego de una semana de muchas discrepancias con el gobierno, la industria frigorífica logró acordar una posición de consenso y accedió a una rebaja sustancial en el precio del asado como lo había solicitado el ministro Mujica.

González dijo que la industria actuó “con la sensibilidad que quería actuar el Poder Ejecutivo frente al consumidor uruguayo”.

El industrial explicó que la decisión comunicada a INAC de rebajar el 23% el corte del asado 13 costillas –sin pulpón–, entre el 30 de marzo y el 30 de mayo próximo, se mantendrá al margen de cualquier variación de precios que registre el mercado de haciendas.

El empresario sostuvo que ahora restan las negociaciones que mantengan el INAC y el Ministerio de Ganadería y Agricultura y Pesca (MGAP) con los carniceros, así como también la posibilidad de que el Poder Ejecutivo realice una revisión de los impuestos que se aplican a la carne, lo que podría contribuir a acentuar la rebaja al público consumidor.

González descartó que esta rebaja se traslade a algún otro corte de la carne, señalando que “lo único que evaluamos nosotros fue el precio del asado a pedido del Poder Ejecutivo”.

Por otra parte, el industrial afirmó que no habrá inconvenientes para atender la demanda del mercado, pero aclaró que se colocará la producción diaria de asado porque es difícil hacer stock de un corte con hueso. Eso solo se lograría congelándolo, lo que constituye transforma el corte en una mercadería que tiene poca demanda en el mercado local y regional.

En la mesa de negociaciones también estuvo presente la posibilidad de que el gobierno aplique una reducción de impuestos a la venta de la carne. “Las declaraciones del ministro José Mujica alientan a pensar en ese sentido cuando afirma que el consumidor uruguayo paga en la carnicería un 24% de impuestos”, agregó González.

Por otra parte, el delegado de la Asociación Rural ante INAC, Guzmán Tellechea, dijo a El Observador que la fórmula del sector industrial es distinta y concreta, y agregó que, sin manejar los complejos números de una paridad de exportación, llega a los objetivos buscados por el gobierno.

Tellechea afirmó que los productores son tomadores de precios en la venta del ganado y que la medida fue adoptada en un momento de estabilidad del mercado, donde es notoria la abundancia de ganado.