Mujica inicia primer viaje oficial fuera del continente Gira europea.

La gira del mandatario por cuatro países de Europa es la salida del país más extensa que realiza en lo que va de su gobierno.

Si bien en cada país que visitará Mujica mantendrá reuniones con autoridades de gobierno y de la realeza europea, un objetivo central de la recorrida es atraer más inversores extranjeros a Uruguay e incrementar las relaciones comerciales.

Por ello, en cada destino Mujica tendrá encuentros con representantes de importantes empresas, entre ellas varias ya instaladas en Uruguay como la sueco-finlandesa Stora Enso (que junto a la chilena Arauco construye una planta de celulosa en Colonia), el grupo sueco SKF (que está en el país desde 1918 y este año inauguró un centro de distribución para la región).

También se reunirá con representantes de Alfa Laval (empresa sueca que equipará la nueva planta de biodiesel de Alcoholes del Uruguay), AAK (productor de aceites y grasas vegetales y con una planta regional en Uruguay), y la belga Katoen Natie (que maneja la terminal de contenedores del puerto de Montevideo).

El canciller Luis Almagro, el ministro de Industria Roberto Kreimerman, el subsecretario de Economía Luis Porto, la presidenta de la Corporación Nacional para el Desarrollo Adriana Rodríguez y el embajador itinerante Julio Baraibar acompañarán al mandatario desde el comienzo del viaje. En Hamburgo se sumarán los ministros de Ganadería Tabaré Aguerre y de Transporte Enrique Pintado.

Los presidentes de la Cámara de Industrias Washington Burghi, la Cámara de Comercio y Servicios Marcelo Lombardi, la Cámara Mercantil Pedro Otegui, la Unión de Exportadores Alejandro Bzurovsky, y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria Uruguay-Alemania, Paul Riezler, también forman parte de la delegación que acompañará al presidente. En Hamburgo se sumarán más empresarios uruguayos.

Central. A Alemania va «por razones obvias», aseguró Mujica. «En el nuevo equilibrio que vendrá en el mundo para nosotros la relación con Alemania es central», sostuvo. Pese a la crisis financiera que sufre Europa, «nosotros tenemos que tener paciencia porque necesitamos la relación con los europeos», aseguró el mandatario.

Los empresarios uruguayos participarán en el Foro de Negocios Alemania-América Latina organizado por el LateinamerikaVerein BV (entidad que agrupa empresarios alemanes vinculados con la región latinoamericana), con sede en Hamburgo. La actividad se enmarca dentro del «Día de América Latina» que se estructura dentro del lema «soluciones verdes para los desafíos ecológico-económicos». En dicha instancia hará dos foros: «Green Tec-Soluciones tecnológicas para los desafíos ecológicos» y «Megacities-Retos actuales y soluciones futuras en la gestión ambiental». En ambos foros se prevé un intercambio de experiencias y opiniones con los empresarios alemanes vinculados con América Latina.

«A Europa vamos a buscar mercados, pero básicamente inversiones, y sobre todo apoyo en el campo de la investigación y de la enseñanza superior. Por el tipo de países a los que vamos a visitar buscaremos cosas que tiendan más a multiplicar la cantidad, a multiplicar la calidad del trabajo», expresó días atrás Mujica.

Bruselas es el destino más político de la gira. Esa ciudad es la sede de la Unión Europea, a la que Mujica llega como presidente pro témpore del Mercosur y en esa condición tendrá entrevistas personales con el presidente del consejo europeo Herman Van Rompuy, y el presidente de la Unión Europea, José Manuel Barroso.

El Mercosur y la Unión Europea negocian un acuerdo de libre comercio, tema que será parte fundamental de la agenda de Mujica en Bruselas y que fue tratado por la presidenta brasileña Dilma Rousseff en su reciente visita a Europa.

En Suecia es donde Mujica dedicará mayor tiempo al contacto con la diáspora, que es numerosa en ese país, además de que prevé agradecer el trato brindado a uruguayos que se exiliaron allí durante la dictadura (1973-1985).

Un artículo publicado en el diario sueco Svenska Dagbladet, titulado «El presidente sin corbata», dice que «sus opositores se asustan con que Mujica es amigo del rojo Hugo Chávez y los hermanos Castro en Cuba, que en su momento inspiraron la guerrilla tupamara. Pero Mujica es un pragmático que simpatiza con líderes de izquierda más moderados como la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet y Lula Da Silva, el primer presidente obrero de Brasil».

Tal cual lo había anunciado previo a asumir la Presidencia, Mujica priorizó la región en sus viajes al exterior, en especial los países socios del Mercosur.

Desde el 1° de marzo de 2010 solo una vez estuvo en un destino fuera de la región y lo hizo en noviembre pasado en un «viaje privado» a Madrid, donde no mantuvo contactos con autoridades del gobierno español y su principal actividad fue una reunión con el empresario Florentino Pérez (presidente del Club Real Madrid) junto con el contratista de fútbol Francisco Casal, quien fue el nexo para que se concrete ese encuentro.

Retorno. A su regreso, a Mujica lo espera concretar una cumbre de líderes que anunció convocará, luego que el senador de Alianza Nacional Jorge Larrañaga, hizo un llamado público para buscar un acuerdo nacional en torno al sistema educativo. A la vuelta y entre otros asuntos, también se conocerán las respuestas de los partidos de la oposición a los planteos del gobierno de Mujica sobre la megaminería.