Mujica reclamó penas duras por contrabando

Mujica compareció en la víspera ante la Comisión de Ganadería de la rama baja parlamentaria donde se refirió a los lineamientos de su administración.

El contrabando de ganado “es un problema desgraciado. Vamos a meter en cana a todos los que podamos y subiremos el nivel de cana para quien ponga en riesgo por contrabando el estatus sanitario del país”, señaló Mujica.

Aunque, aclaró que no es lo mismo “contrabandear una garrafa que una vaca con la que se puede introducir aftosa al país, o un pollo que puede traer la enfermedad de New Castle”.

Por otro lado, remarcó que su secretaría de Estado “tiene un par de presupuestos consumidos que son cosas que tiene que pagar hacia adelante lo que coloca a la cartera en una situación presupuestal muy comprometida”.

Informó que el ministerio mantiene una deuda con el BROU del orden de US$ 7 millones por el plan de silos, pasivos por subsidios forestales del orden de los US$ 26 millones y unos US$ 6 millones con el Fondo Nacional de la Granja, del cual el ministerio es el administrador.

Además, el ministerio debe pagar 45 cuotas mensuales de US$ 75 mil por préstamos por la crisis de la aftosa y el sistema nacional de información.

A la situación financiera por deudas de la administración anterior, añadió la desigual distribución de recursos humanos ya que de los 2.200 funcionarios de la cartera, 1.100 se encuentran en los servicios ganaderos y el resto en distintas divisiones del ministerio.

En la reunión, el diputado nacionalista Carlos Enciso dijo que el “atraso cambiario está acuciando a varios sectores productivos” y añadió que existe una “preocupación legítima de gremiales y sectores productivos en general”.


Vivienda. Por su parte, el ministro de Vivienda, Mariano Arana, aseguró en el Parlamento que pretende invertir en construcción de vivienda un 20% más de lo que se invirtió en 2004 y que intentará prorrogar por un año el Plan de Integración de Asentamientos Irregulares (Piai). Arana compareció ayer ante la Comisión de Vivienda de Diputados donde señaló que el objetivo de su cartera no pasa solamente por la construcción de viviendas nuevas, sino también por solucionar los inconvenientes que se han creado con los complejos habitacionales. Manifestó su intención de prorrogar el Piai por un año a pesar de que el BID expresó su disconformidad con la ejecución del mismo, porque de los US$ 110 millones se ejecutaron US$ 26 millones a marzo del año 2005. El diputado Carlos Signorelli (Foro Batllista) propuso declarar un estado de “emergencia habitacional” en invierno para evitar los lanzamientos de aquellas familias que han dejado de pagar por distintos motivos.